SUR CORDOBÉS SUR CORDOBÉS

La Patria grande

Opinión Luciano Giuliani
patria

Un presidente en ejercicio decide destituir el Congreso Nacional y termina siendo destituido y encarcelado.

Esto sucedió en Perú a finales del año pasado, asumió el gobierno su vice, elegida por el voto popular al igual que Castillo, el presidente depuesto.

Hasta ahí un problema interno de una Nación hermana, y por ende, más allá de la lógica preocupación por la situación, un asunto que no compete a los gobiernos de la región.

Argentina y México desconocen a Dina Boluarte como presidente de Perú, esto enfrenta a naciones que integran la CELAC como Chile y rompe el principio de la libre autodeterminación de los pueblos, base y fundamento profundo de la política exterior argentina.

Los conflictos actuales del Perú son preocupantes, posiciones como las de Argentina con tamaña parcialidad solo ayudan a dividir más a los peruanos mientras el gobierno en ejercicio trata de evitar una guerra fratricida.

El Libertador San Martín fue un protagonista indiscutible en la independencia del Perú, su enorme sabiduría y tacto político determinaron no tomar acciones o avanzar por sobre la voluntad de los hermanos peruanos en el contexto de las guerras de independencia.

La decisión argentina en torno a la situación del Perú manifiesta la lectura parcial, partidaria e ideológica de un gobierno que decide entrometerse en los conflictos internos de una nación hermana, cuando no es prioridad ni consenso de nuestros representantes ir por fuera de nuestra histórica posición de respeto a la libre auto determinación de los pueblos.

El gobierno argentino una vez más parece servir a intereses ajenos al sentir popular y dar por tierra con una larga tradición de política internacional que tiene como centro la reconocida mundialemente "doctrina Drago".

Mientras esto acontece en el plano sudamericano nuestro país omite resolver el conflicto con una auto declarada nación invasora que reclama para sí tierras pertenecientes a nuestro Estado nacional mediante actos de terrorismo con una violencia inusitada.

A la vez, el poder ejecutivo continúa una batalla contra el poder judicial, sumando con ello angustia e incertidumbre en la población que requiere un mínimo de grandeza a una clase política que ha denostado que no tiene otro interes que mantener sus mezquinos privilegios dividiendo a los argentinos entre una supuesta izquierda y derecha mientras se nos empobrece, endeuda y despoja de nuestros recursos naturales.

Una vez más la soberanía está en debate, poniéndonos está vez en ridículo en el plano internacional avalando la acción de un izquierdista que tuvo la intención de cerrar el Congreso Nacional de Perú.

La corrupción y la sumisión de nuestra clase política no puede ser tolerada con un precavido silencio, el saqueo produce la pobreza y angustia de un pueblo libre que merece desarrollarse en libertad.

Por Argentina, por nuestro futuro, por nuestros sueños y por la niñez y juventud de nuestra patria es momento de decir basta!

Soberanía política, independencia económica y justicia social.

Argentina libre y soberana. Justicia!

Te puede interesar

panal

Camino al panal

Luciano Giuliani
Opinión

En una provincia como Córdoba resulta difícil hacer un mapa político previo a las elecciones.

Lo más visto