Sin re-reelección, intendentes buscan posicionarse en sus territorios para candidaturas legislativas

En el Departamento Juárez Celman son varios los funcionarios que darán pelea para ocupar el lugar de Matías Viola.
matias viola

Varios intendentes y legisladores provinciales que no tienen la posibilidad de ser reelectos en sus respectivos pueblos, ciudades y departamentos buscarán alternativas para poder continuar en la senda de cargos políticos partidarios.

En una primera mirada, en el departamento Juárez Celman, en el sur provincial, empiezan a analizar las diferentes opciones a las que podrían dar batalla funcionarios de las fuerzas políticas partidarias.

Como es el caso de localidades de, La Carlota, Reducción, Las Acequias, Bengolea, Santa Eufemia, Huanchilla, Carnerillo, General Deheza, General Cabrera, entre otros.

En la ciudad de La Carlota, cabecera del departamento, el actual intendente Doctor Fabio Guaschino, de Hacemos por Córdoba, no tiene posibilidades de ir por una nueva elección.

Ante esto, sería uno de los precandidatos a legislador por el departamento, y el actual secretario de Gobierno, Doctor José López, intentaría ocupar el lugar que quedaría en el estado local.

Cabe mencionar que, en este departamento, hasta el momento, y según fuentes cercanas a, Hacemos por Córdoba, habría cuatro intendentes que buscarían ocupar el espacio vacío que dejaría el actual legislador, Matías Viola, quien se volvería a su pueblo, Alejandro Roca, con intenciones de retener la intendencia que hoy ocupa su hermana, Ariana Viola.

Ariana, en cada oportunidad ante los medios de comunicación, comentaba que un único período y atravesado por la pandemia de coronavirus, no era suficiente para completar un mandato como le gustaría y que era necesario seguir aspirando a gobernar un tiempo más.

Entre otros de los que se mencionan está, Iván Galfré de Carnerillo, quien ya habría manifestado su intención de ser el próximo legislador y tendría un buen respaldo de varios mandatarios del departamento.

Gerardo Allende, intendente de Santa Eufemia, hace más de 20 años, sería otro de los precandidatos por dicha fuerza política.

Allende es un referente de Hacemos por Córdoba en cada uno de los puntos del departamento, porque es un funcionario presente ante cada acción que se concreta en los pueblos y es quien en varias ocasiones se sentó en la mesa junto al legislador a la hora de definir políticas de estado para bajar a cada municipio del departamento.

Otro sería, Carlos Benítez, de Huanchilla, aunque no ha manifestado públicamente su determinación, la misma fuente aclaró que sería otro de los mandatarios que intentarían sentarse en una banca de la Unicameral.

Benítez, en el año 2020, solicitó licencia a su mandato para ocupar un cargo en la Sub Secretaria de Infraestructura Rural de la Provincia, donde se mantuvo por un corto período de tiempo debido a que su pueblo “necesitaba que volviera”. En su lugar quedó, el concejal justicialista, Daniel  Roma

Por el lado del Frente de Todos, ya fueron públicas las intenciones del mandatario de la localidad de Reducción, quien hace tiempo viene trabajando junto a esta fuerza política. Decisión que comunicó a sus pares pero que, con el tiempo, sintió que no había caído bien y quedó en evidencia en varios acontecimientos donde fueron notables las ausencias.

Passero desde hace algún tiempo a esta parte, trabaja a la par de la diputada nacional, Gabriela Estévez, quien “siempre estuvo a nuestro lado y gracias a ella hemos logrado muchas obras para nuestro pueblo”, expresó.

En esa misma línea, se sumaría el intendente de Bengolea, Omar Farías, quien ya hace tres periodos que gobierna los destinos del pueblo y ahora iría por los de todo un departamento.

Por su parte la fuerza política de Juntos por el Cambio, tendría dos precandidatos a legislador departamental, hasta el momento.

Por un lado, Graciela Bisotto, quien fue excandidata a intendente por la ciudad de La Carlota y actualmente buscaría una banca en la Unicameral.

Bisotto acompaña al precandidato a intendente por dicha ciudad, a Patricio Kilmurray, quien ocupó la presidencia del Club Central Argentino e hizo lo propio en la Asociación de Productores de La Carlota.

También se habla de Manuel Gasión, un militante que por primera vez intentaría ir por el departamento y apoya en la ciudad cabecera a, Esteban Guarino, como precandidato a intendente.

En la ciudad de General Cabrera, el intendente Marcos Carasso volvería a ilusionarse con el sillón de intendente.

Cabe mencionar que dejó ese lugar, cuando decidió ocupar el cargo de diputado nacional y en su lugar se ubicó, Cavigliasso, quien era el presidente del concejo deliberante.

En la ciudad de General Deheza, el actual intendente Franco Morra, dejaría el traje de funcionario, por lo menos en el ámbito de su ciudad y del departamento, aunque aún se desconoce si continuará en la carrera política partidaria o si bien, su lugar sería otro, fuera del alcance de las miradas del interior.

A la espera de una indecisión

En cuanto a la posibilidad de la re-reelección cabe señalar que se esperaba que fuera tratado y aprobado un proyecto de ley de modificación del Código Electoral, a partir de lo cual se intentaba cambiar el artículo 7 de la ley 10.406, para que se tome como primer mandato el período 2019-2023, y no el 2015-2019.

La misma fue sancionada en 2016 y promulgada en 2017.

La ilusión del tratamiento y modificación, en la legislatura de Córdoba en el año 2022, quedó trunca para que se hiciera efectiva esta ilusión de muchos intendentes y legisladores.

Pero esto no fue así, porque en la última sesión, y aunque muchos especulan con que podría haber una chance de tratamiento, no fue así.

Algunos no pierden la esperanza que, en el mes de febrero, se trate, pero esa posibilidad estaría cerrada y más cuando se conoce que la mayoría de las fuerzas políticas representadas en el cuerpo legislativo provincial rechazan la re-reelección.

Por su parte el ministro de Gobierno, Facundo Torres, manifestaba que dicho tema no estaba en la agenda del gobernador y que eran los intendentes que manifiestan la inquietud porque no pudieron llevar adelante sus planes de gestión por la pandemia de coronavirus y otros, porque fueron electos en 2015, previo a la ley.

En el caso que, en el mes de febrero, se abra un debate en torno a la modificación de la ley y se logre, permitiría que 292 municipios y comunas que tengan dos años consecutivos puedan finalmente abrir la posibilidad de continuar carrera hacia un nuevo mandato.

Te puede interesar