En General Deheza no se permite circular en vehículos con caños de escape libres

General Por Mara
caños
Imagen ilustrativa

Desde este lunes 16, en la ciudad de General Deheza,  comenzó a aplicarse la ordenanza 4.231 que prohíbe la circulación de vehículos con escapes libre a modo de evitar la contaminación ambiental que se da a partir de la producción de ruidos molestos los que radican en efectos negativos para la salud auditiva, física y psíquica de las personas.

El control, para determinar el cumplimiento de esta, se realiza en diferentes sectores de la ciudad donde además de verificar el tipo de caño de escape, se solicita toda la documentación que se debe tener a la hora de circular como así también dejar constancia de las faltas que pudieran tener.

Ante esto, el inspector de tránsito labrará el acta correspondiente, si el conductor no posee la documentación requerida, o el faltante de algunos como así también se verifica que el caño de escape no sea "libre".

Si el conductor no reúne los requisitos que se ajusten a la ley, se procede al secuestro y se eleva al Juzgado de Faltas quien termina de resolver el pago de la multa y la presentación de la documentación faltante.

La letra de la Ordenanza:

Artículo 1: Prohíbase la circulación en la vía pública, en toda la jurisdicción de la ciudad de General Deheza, de automóviles, motocicletas, automotores, ciclomotores de cualquier tipo y cilindrada, que tengan incorporado caños de escapes libres o modificados los originales, que provoquen contaminación o ruidos molestos.

 Art. 2°: Facúltese a la Secretaría de Seguridad Ciudadana mediante la Dirección de Tránsito, a la retención del vehículo infractor, a los efectos de la posterior sustracción y retención de los escapes libre, de competición o todo tipo de instrumento mecánico generadores de sonidos molestos, sin devolución de los mismos.

Art. 3°: A los efectos de la restitución del vehículo, el infractor debe abonar la multa tipificada en la presente ordenanza, presentar la documentación vehicular y licencia de conducir, debiendo instalar al vehículo caño de escape reglamentario para su restitución.

Art. 4°: Establézcase la suspensión y retención del permiso de conducir por el plazo de 30 días, a los mayores de 15 años y menores de 18. En caso de reincidencia se procederá a la INHABILITACIÓN de la autorización a los mayores de 15 años y menores de 18, hasta la obtención de la Licencia de Conducir.

Art. 5°: Facúltese al Juzgado de Faltas Municipal, una vez constada la infracción y retenido el vehículo infractor, cumplido el termino de seis (6) meses de la retención y previa resolución, a la destrucción de los caños de escape secuestrados a los efectos de sacar de circulación los mismos.

Art. 10°: La presente ordenanza comenzará a regir a partir del 16 de enero de 2023.

Art. 11°: El que incumpliere la presente ordenanza, será sancionado con una multa de cinco (5) U.M y en caso de Reincidencia se duplicará dicha sanción.

 

La correspondiente Ordenanza lleva la firma de Gabriel Pesco, presidente del Concejo Deliberante y de Lucas Armando, secretario del cuerpo legislativo.

Te puede interesar