Canals: Contundente éxito de la fiesta que hace 51 años rinde homenaje a la producción tambera

Especiales Por Mara
Organizada por el Club Atlético Libertad de Canals.
oro 4

Este sábado 14 de enero, se vivió un imponente cierre de la edición 51 de la Fiesta Nacional del Oro Blanco en Canals, con un marco imponente de espectadores que vivieron con intensidad, el pasacalle por Avenida Córdoba, la presentación de artistas de primer nivel como Patricia Sosa, Baglietto y Lito Vitale y Simón Aguirre, además de la elección de la Reina Nacional, entre 14 postulantes al trono.

En esta nueva edición, confirma que es uno de los eventos más importantes del sur cordobés, no solo por su imponente marco de espectadores si no porque permite recordar en todo su desarrollo, a quienes trabajan en los tambos para generar el principal insumo, la leche, que luego es procesada en fábricas para culminar con la producción de variedad de quesos.

La comisión directiva del Club Atlético Libertad, organizadora del evento, estuvo acompañada durante esta última noche, por el intendente municipal, Edgar Bruno, el legislador del Departamento Unión, Dardo Iturria, el director de Producción Agropecuaria de la Provincia, Marcelo Clavero y el viceministro de Gobierno, Ángel Bevilacqua.

Las mujeres colmaron la calle principal “dispuestas a ganar”

Alrededor de las 21 horas dio inicio, por calle Córdoba, el tradicional Pasacalle guiado por los vehículos del Cuerpo Activo de Bomberos Voluntarios, que fueron seguidos por integrantes de las diferentes disciplinas deportivas del Club Libertad y del Club Canalense, de la Agrupación Juntos por los Padres, bailarines de escuelas de danzas, que le fueron cediendo el espacio a las 14 postulantes al reinado de esta edición 51 de la fiesta. 

Un ansiado reinado que no solo pone en valor la belleza, el buen sonreír o el buen caminar, sino que es un despliegue que simboliza el empoderamiento de la mujer que supo ganar las calles en búsqueda del reconocimiento de su verdadera fortaleza, convicción y templanza para un accionar que no conoce de desigualdad.

Llegaron con sus atuendos, sus coronas, sus cetros, que daban cuenta de la idiosincrasia de cada comuna, de cada pueblo y de cada ciudad representada por mujeres.

Estas regiones fueron: Aldea Santa María, Isla Verde, Carnavales de Arias, Sampacho, Alejo Ledesma-Fiesta del Agricultor, Colonia La Lola, Colonia Bismarck, San Severo, Benjamín Gould, Canals, Assunta, Club Sarmiento de Pueblo Italiano, La Cesira y Club Atlético Pueblo de Italiano.

Seguidas por las reinas, embajadoras y princesas de fiestas nacionales invitadas, como: del Tambo de James Craik , Patronal de Laboulaye, del Tractor de López Santa Fe, del Piamonte de General Cabrera, de la Alfalfa de San Basilio, Expo Granja Viamonte, Carnavales de Laguna Larga, del Agricultor de Sampacho, del Porcino de Chañar Ladeado, de la Defensa Culinaria y Comida Casera de Esmeralda provincia de Santa Fe, de los Carnavales de Arias, de la Bagna Cauda  de Calchín Oeste, de la Leche de Totoras, del Agricultor de Alejo Ledesma, del Oro Dulce de Casilda Santa Fe, del Trigo de Laguna Larga y del Zapallo de Las Perdices, para culminar con el paso de Agrupaciones Gauchas.

Posteriormente, en la pista del club, los vecinos colmaron la totalidad de las sillas, tribunas, escaleras, césped, con una presencia masiva que confluyó en un cúmulo de emociones de aquellos quienes organizaron esta edición.

El espectáculo, dio inicio con la Agrupación La Nazarena que a través de sus danzas reflejó, una vez más, la esencia de una fiesta en honor a la producción láctea.

Para ceder un nuevo tiempo a la segunda presentación de las postulantes al reinado que nuevamente volvieron a mostrar su poderío ante la mirada atenta del jurado.

Ya bien entrada la noche, los funcionarios presentes junto al presidente y vicepresidente del Club Atlético Libertad, tomaron la palabra.

El presidente de la institución organizadora, Maximiliano Carelli, señaló estar emocionado no solo por observar a los miles de espectadores, “sino por varios motivos”.

Primero porque “tomamos la decisión de volver a nuestro lugar y segundo porque pudimos continuar ofreciendo un evento de primer nivel de manera gratuita”.

Reconoció que concretar una fiesta con alcance nacional, no es fácil, porque los costos “son muy altos, y nosotros somos un club que decidió tener la responsabilidad desde hace 51 años de hacer este evento y no podíamos perder esa continuidad”.

Por eso, lo primero que se plantearon como comisión, saber con qué recursos contar, y es así que buscaron respuestas ante el estado local, “y no solo encontramos ayuda del intendente si no que fue el nexo con el Gobierno Provincial, por lo que le agradecemos por eso, pero también por su permanente voluntad que puso de manifiesto desde que iniciamos con la organización”.

Carelli, destacó, además, el trabajo de dos meses que llevó a cabo el grupo de mujeres para preparar las mesas de quesos para la Noche del Súper Quesorama, “como así también a los más de 100 vecinos que durante estas cuatro noches trabajaron de manera voluntaria como así también a los padres de alumnos de las diferentes disciplinas deportivas”.

Acotó que haber decidido volver a los orígenes de la Fiesta, ha sido, una decisión más que acertada, porque observar que las cuatro noches el predio estuvo colmado de gente “nos hace decir que no nos hemos equivocado y seguiremos luchando para que cada año crezca más”.

Por último, se dirigió a todos los integrantes de la comisión del club, quienes hace cuatro meses trabajan de manera incansable para brindar este evento, “y la verdad que, para el 80 por ciento de quienes hoy estamos, éste, es nuestro primer año al frente de la organización…”, para agregar, “con gente como ustedes, es muy fácil ser presidente de una institución”.

Edgar Bruno, luego de mencionar a los funcionarios provinciales que lo acompañaron señaló que, todos hicieron un enorme esfuerzo para alcanzar los 4 millones de pesos, “que fueron aportados en esta nueva edición de la fiesta”.

Para luego solicitar que entre todos se reconozca el esfuerzo que ha puesto de manifiesto esta comisión, integrada por gente joven, con el objetivo de que la misma creciera, volviera a su lugar de origen y que mantuviera la gratuidad, “para que todos tengamos una noche fantástica y poder disfrutar como comunidad”.

Ángel Bevilacqua, viceministro del Gobierno provincial, por su parte dijo coincidir con las expresiones del mandatario local, y que refieren al esfuerzo que se hace para poder mantener una fiesta tan importante, y que desde el gobierno provincial el apoyo económico, siempre estará presente.

Reconoció el trabajo de esta nueva comisión al tiempo que recordó a quienes pasaron por la misma durante estos 51 años, “llevando a cabo este festival que engrandece a Canals y a la región y principalmente al departamento Unión”.

Reconoció el trabajo de cada una de las instituciones que participaron de la fiesta, en su accionar diario y que pasa por la contención social que brindan en la comunidad, “para con los niños, adolescentes, y adultos mayores”.

Por último, les manifestó a los organizadores de la fiesta, como al intendente municipal, que el gobierno provincial siempre estará acompañando, para el crecimiento de este evento tan significativo para todos.

Posterior a la presencia de funcionarios y a la entrega de la ayuda económica por parte del Gobierno Provincial, la noche emprendió un viaje imaginario motivado por las letras de las canciones que emanaban de las inconfundibles voces de Patricia Sosa, Lito Vitale y Baglietto, que fueron siguiendo el camino que se abrió en el marco de un “Agitando Pañuelos”.

Luego del imponente espectáculo, tuvo lugar la elección de la nueva soberana y sus princesas.

-Reina: Victoria Del Prá de Isla Verde (2)

-Primera Princesa: Galease Laureana de Assunta (11)

-Segunda Princesa: Nerina Villafañe, de Benjamín Gould (9)

-Miss Elegancia: Milagros Ávila de Colonia Bismarck (8)

-Miss Simpatía: Guillermina Fornero, de San Severo (7)

El cierre de la noche quedó a cargo de Simón Aguirre, ante una cantidad de público que sin dudas superó ampliamente expectativas, pero que reafirma que la Fiesta, a pesar de haber quedado dos años en silencio, aún puede despertar alegrías, emociones, recuerdos que no hacen más que revalorizar una puesta en escena, desde hace 51 años, con el objetivo de mantener intacta una identidad. Aquella que se aferra a no dejarse arrasar por los avatares del tiempo y de acciones, y continuar trabajando incansablemente para llevar a la producción tambera al lugar que siempre debió estar.

(Lic. Mara Audicio)

Te puede interesar