Este miércoles 14, Reducción, cumple 331 años desde su fundación

reducción si

Este 14 de septiembre la localidad de Reducción cumple su aniversario número 331. Un pueblo que hará honor a dicho acontecimiento el próximo 18.

El festejo será en la plaza central donde habrá un acto central, desfile gaucho, Feria de Artesanos, espectáculos en vivo, entre otros.

Todo se concentrará desde las 10,30 horas con entrada libre y gratuita, donde en primer lugar se llevará a cabo un acto protocolar, seguido por el desfile gaucho y luego los allegados podrán disfrutar del Paseo de los Artesanos y a los artistas como: Tata Zalazar, Valentina Márquez, Cuatro Tonos, Arraza Como Topadora, Los del Olivo, y Andares. Además, se concretará una cena a la canasta.

Historia de la fundación del Pueblo de Reducción

Primera fundación
El 3 de abril de 1691, el Gobernador de Córdoba del Tucumán, don Tomás Félix de Argandoña, dispone establecer una reducción de indios, en el paraje de El Espinillo, misión para la cual, el padre Rector del Instituto Religioso de la Compañía de Jesús, Hernando de la Torre Blanca, designa a los padres Diego Fermín de Calatayud -en calidad de superior- y Lucas Caballero, quien durante años se había dedicado a catequizar aborígenes. Las actividades de estos jesuitas comprendían la asistencia e instrucción de los naturales del lugar.

Consecuentes con lo ordenado por sus superiores, los misioneros fundaron la Misión de Indios Pampas, sobre la banda sur del Río Cuarto o Cochancharaba. El lugar era merodeado permanentemente por indios provenientes de tribus muy belicosas; pese a esto y a numerosas vicisitudes que padecieron, Calatayud y Caballero iniciaron su tarea de cristianizar a los pampas.

Sin embargo, a poco más de un año de su arribo, debieron partir apresuradamente, pues los indígenas de la región, luego de soportar todo tipo de tropelías por parte de algunos españoles, decidieron tomar represalias sobre estos y avanzaron en malón sobre la Reducción, con el objeto de arrasarla y exterminar a sus pocos habitantes. Este ataque puso punto final a lo que fue la primera Reducción de Indios Pampas.

Tampoco los jesuitas volvieron a establecer otra reducción en el lugar, aunque fueron frecuentes sus misiones para predicar entre las distintas poblaciones de la zona, hasta que el Rey Carlos III, en 1767, los expulsó de este continente.

Segunda fundación
Según crónicas de la época, el padre Calatayud, al escapar del ataque indio, habría afirmado que sólo un milagro podría hacer que los indios pidieran formar una nueva reducción.

Pero el misionero se equivocaba, lo que a él le parecía imposible, unos sesenta años después, se haría realidad: Un grupo de indios Pampas, presentándose ante el Obispo de Córdoba, Dr. Pedro Miguel de Argandoña, le solicitaron el bautismo y el envío a este lugar de un sacerdote, manifestando, también, que estaban dispuestos a vivir en una reducción y que hiciera los trámites necesarios ante la justicia para que se formalizara la donación efectuada por don Jerónimo Luis de Cabrera (nieto del fundador de Córdoba), quien obligado por la encomienda de indios que había recibido, les había reservado el paraje del Espinillo para que allí habitasen los que se convirtiesen al catolicismo y se redujesen a la vida civilizada, a lo que la autoridad religiosa accedió de inmediato.

El Obispo ofreció la reducción a los PP. Franciscanos y el 3 de marzo de 1751, fue comisionado don Juan Calderón para darles posesión a los pampas de esas tierras, en la persona del cacique y para que se los amparara y no les fuesen quitadas, acto que se hizo efectivo el 16 de marzo de 1751.

Los franciscanos estuvieron al frente de la Reducción, que se estableció sobre la base la antigua misión y se la denominó Reducción de Indios Pampas de San Francisco de Asís, desde 1751 hasta la década de 1780; su primer cura doctrinero fue Fray Francisco Dávila y los primeros en recibir los sacramentos fueron los pampas Diego y Agustín, en la ciudad de Córdoba, y en el mes de octubre de 1751, celebró el primer casamiento indígena, entre el Cacique Gabriel Muturillo y María Josefa.

El 15 de septiembre de 1775, el Gobernador de Córdoba, Jerónimo de Matorras, les concedió a los indios de la Reducción el beneficio de dos leguas de tierras al sur del Arroyo Chucul, estableciendo una multa de cien pesos a quien osara quitárselas.

La Reducción se mantuvo por más de treinta años y hacia 1780 dejó de existir.

Tercera fundación
Quince años después, el Capitán Francisco Domingo Zarco, en los últimos meses de 1795, emplazó el pueblo en la misma banda sur, y lo llamó Pueblo de Jesús María (nombre que no prosperó, manteniéndose en el tiempo el de Reducción), que pronto trasladó a este lado del río Cuarto, donde edificó la capilla, a la que dotó de las imágenes del Santo Cristo de la Buena Muerte y de la Señora de los Dolores. También construyó trincheras, el fuerte y una acequia.

Nuestra historia es rica en nombres y acontecimientos que han dejado una profunda huella a través de los años, sobre todo en lo que rodea al Santo Cristo de la Buena Muerte, que eligió este lugar, en un rancherío de la frontera, en medio del desierto, para obrar tantos milagros entre los miles de peregrinos que a él acuden. (Texto de la Municipalidad de Reducción).

(Por Mara)

Redacción Sur Cordobés

Las noticias antes

Te puede interesar