Resumen de temporada: ¿Quién diría que harían tan buena pareja la biblia con el calefón?

Opinión Por por Luciano Giuliani
la biblia
Imagen Taringa.com

Vivimos casi sin darnos cuenta un golpe palaciego que determinó la desaparición política de Alberto Fernández, convirtiéndolo prácticamente en el comentarista del gobierno y una suerte de canciller en la celac.

Sergio Massa pasó a ser una suerte de primer ministro y el eficaz interlocutor con la usura internacional con el aval del cristinismo duro que pone el guiño a la izquierda y dobla a la derecha.

Tras la estocada del cristinismo contra Alberto Fernández, Cristina se convirtió en la gran electora del Frente de Todos y tal vez en la candidata natural.

La puesta en escena del fiscal Luciani fue un condimento esencial para este golpe palaciego porque permitió la victimización de la vice presidente mientras el ministro Massa aplicó recetas de ajuste ortodoxas que ni el mismo Macri se animó a llevar a cabo.

Lo de Sabag Montiel parece una operación de inteligencia, con boludos útiles y una premeditación propia de espías infiltrados.

La pregunta es qué servicio de inteligencia tendría intereses en desarrollar una acción de tipo y cuál era el objetivo. Esto nunca lo sabremos aunque pienso que no es casual la visita de Wado de Pedro a Israel y que ese país sea justamente el que se interese en el manejo del agua de nuestro país y luego Malena Galmarini, esposa de Sergio Massa y titular de AYSA nos explique cuánto derrochamos de agua los argentinos.

¿Casualidad, causalidad, oportunidad?.

Nunca lo sabremos.

Hay olor a servicios de inteligencia y un delicado bouquet a CIA y MOSSAD, pero esto es totalmente imposible de comprobar.

Solo podemos comprender que este curioso atentado fallido determinó que se avance contra la libertad de expresión y que se abra una campaña política con ajuste y derechos humanos.

¿Quién diría que harían tan buena pareja la biblia con el calefón?

Luciano Giuliani

Te puede interesar