Cómo se usarán los cascos de realidad virtual que adquirió la Provincia

Polo-360-2

La realidad virtual es una tecnología de la que cada vez se habla más en todo el mundo. Al mismo tiempo, puede que suene a una idea sacada de una película de ciencia ficción, lejana e inalcanzable a corto plazo. Pero no.

En los últimos días, en el Centro Cultural Córdoba, los cordobeses pudieron experimentar cómo son los visores Oculus quest 2. Se trata de 25 cascos de realidad virtual (RV) que adquirió la Agencia Córdoba Cultura para el Polo Audiovisual. 

Aunque reconoce que es difícil de explicar, Daniel Isoardi describe la experiencia de ver contenido en 360º como algo “fascinante”. Encargado del área de control técnico del Polo, el cineasta dice que “lo ideal es imaginarse que uno entra a un mundo diferente y siente realmente que está en ese lugar”. 

“La tecnología en estos visores ha aumentado mucho, son de última generación, y eso genera una imagen de muy buena calidad y un audio que permiten que uno se sienta inmerso en ese mundo”, amplía. 

Producir realidad virtual
Así como hay salas de cine para proyectar películas o televisores/pantallas que permiten ver una serie, son necesarios estos cascos para acceder al contenido en 360º.

Gracias a la incorporación de los 25 Oculus quest 2 se podrán visibilizar los trabajos que se han realizaron y se están realizando en la provincia para este tipo de plataformas. Es más, incentivará la producción a futuro, ya que ahora los espectadores cordobeses podrán acceder a esta tecnología. 

“Los concursos de este año del Polo Audiovisual tienen la particularidad de que suman más puntos aquellos proyectos que se presenten con algún tipo de innovación enfocada en estos visores. Para incentivar a que los productores locales se vayan animando a producir más en este tipo de plataformas”, señala Daniel Isoardi.

Y agrega: “Creo que antes, el hecho de no poder exhibir los productos finales hacía que muchos no se animaran a producir para este tipo de plataformas, pero como hoy contamos con estos 25 visores se puede hacer una sala de cine 360º y dar la posibilidad de que esos proyectos se visibilicen”.  

El caso de Metro 20
En Córdoba, uno de los proyectos más conocidos de realidad virtual es Metro 20, que en realidad es una propuesta “mixta”: tiene una versión en RV y también se puede ver de manera tradicional, además de contar con animaciones. 

“La serie trata sobre el despertar sexual de una chica en silla de ruedas. Está completamente filmada en Córdoba y es una coproducción con Francia. Ganó en 2017 el premio del Polo Audiovisual de Desarrollo de Series Web y en 2018 aplicó a un incentivo a la coproducción”, cuenta Isoardi. 

Además de estar rodada 360º y contar con animación, Metro 20 fue realizada en 3D. De ahí que desde el Polo eligieron esta producción para mostrar durante el lanzamiento de los cascos en el Centro Cultural Córdoba. En aquella oportunidad, también se compartió un video realizado por el propio Daniel Isoardi con fotos de locaciones del territorio cordobés. 

Al respecto, el cineasta describe: “El video expone diferentes lugares y paisajes que pueden ser posibles set de filmación. Entonces, un productor puede ponerse un visor, ver determinada locación y considerar si le sirve para filmar una película ahí”.  

Cómo se filma para VR
El rodaje de un corto, película o serie en formato 360º no es igual que el de una producción tradicional. “Hay que pensar que cuando uno planta la cámara en un determinado lugar va a tomar todo lo que está a su alrededor, entonces no puede haber cerca ni luces, ni equipos de sonido, ni el director, etc. Tienen que estar solo los actores y el set que va a quedar registrado. Hay que pensar todo desde otro punto de vista”, explica Isoardi.

“También hay que pensar en la narrativa que se utiliza, cómo van a darse los diálogos para que los espectadores puedan girar la cabeza, ver cuando una persona está hablando y el tiempo a darse vuelta si habla otra”, amplía. 

Después de la presentación de los visores Oculus quest 2 en el Centro Cultural Córdoba, la experiencia se trasladará a las diferentes sedes del Polo Audiovisual en la Provincia (Río Cuarto, Villa María, Unquillo y San Francisco).

Te puede interesar