Martín Llaryora: "es un tiempo de escuchar, de conocer las necesidades de cada una de las poblaciones del interior"

Llaryora la carlota

Martín Llaryrora visitó la ciudad de La Carlota, invitado por el intendente, Fabio Guachino. El intendente capitalino recorrió algunos sectores e instituciones de la comunidad para culminar su visita con una disertación sobre Economía Circular. El mandatario explicó que estos son tiempos para recorrer cada rincón de la provincia, conocer cuales son las necesidades  y escuchar a la gente,  al tiempo que ahondó en detalles de la importancia de ir generando las condiciones propicias para iniciar un camino atravesado por el modelo de Economía Circular,  como ya se viene haciendo en otros países. Reconoció que se viven tiempos difíciles en Argentina pero que eso,  no debe impedir iniciar un recorrido que permitirá a futuro, entre otros beneficios, generar puestos de trabajo.

Acompañaron a Llaryora, el legislador del departamento Juárez Celman, Matías Viola, intendentes, jefes comunales y funcionarios.

Al inicio del encuentro, Fabio Guaschino, comentó a los presentes que junto a Llaryora, compartieron experiencias de trabajo relacionadas a la temática del cuidado del medio ambiente.

Cabe señalar que Martín Llaryora es intendente de la ciudad de Córdoba. De profesión abogado, ocupa el cargo de jefe capitalino desde el 10 de diciembre de 2019. Fue diputado de la Nación Argentina por Córdoba, ministro de Industria, vicegobernador de la mencionada provincia y dos veces intendente de San Francisco. 

Junto a Guaschino, Llaryora,  pudo conocer instituciones  de La Carlota que priorizan el cuidado del medio ambiente.

Guaschino refirió que, junto a Llaryora, visitaron instituciones como, el Instituto Girasoles, Bomberos Voluntarios, como así también recorrieron, varias obras.

Visitar el Instituto Girasoles fue “porque es uno de los establecimientos educativos que más trabaja en el tema del cuidado del medio ambiente”, dijo.

Como así también pudieron recorrer una planta que procesa los granos de soja dándole valor agregado, “con la posibilidad de que en un futuro cercano puede producir biocombustibles”.

Es decir, "visitamos todo lo que tenga que ver con la Economía Circular, porque Martín en cierto modo es un gran referente a nivel provincial, nacional y de Sudamérica en lo que respecta a esta temática”, aclaró Guaschino.

Llaryora: “Aquellas comunidades que no entiendan esta innovación de la Economía Circular, condenan a su pueblo a la pobreza”.

Por su parte, Martín Llaryora, agradeció al intendente de La Carlota por haberle permitido recorrer obras tan importantes y conocer las necesidades de la comunidad al tiempo que reconoció que el haber ocupado la intendencia de una ciudad del interior como lo es San Francisco, le ha permitido tener una visión de las realidades de las comunidades del interior.

Pero que hoy, dedica un tiempo a recorrer cada una de las localidades, a modo de compartir experiencias y escuchar. Porque para el funcionario,  lo más importante en estos tiempos,  es la escucha atenta.

Ya que,  solo así, se podrá proyectar sobre aquellas cuestiones que se ajusten a cada realidad y puedan convertirse en propuestas significativas.

Llaryora, entiende que es necesario poner en marcha, en cada una de las comunidades, el modelo productivo denominado, Economía Circular.

Un modelo que permita, entre otros beneficios, generar trabajo, porque es sabido que el empleo es lo que transforma a las sociedades, “nadie quiere vivir de planes ni de dádiva”.

Pero, para poder generar trabajo es necesario generar condiciones, no solo de infraestructura “si no condiciones de certezas, seguridades, donde la producción pueda contribuir a una mejora del país. Para lograr esos objetivos, primero hay que escuchar a la gente, que, en su caso, es su misión por estos días.

Señaló que Córdoba es un ejemplo de la patria de la producción, de la solución, de la esperanza del país, con una visión desarrollista, progresista, y que siempre existe la apertura al diálogo con todos los sectores, a sabiendas que lo primero es,  “saber escuchar”.

Ese escuchar permitirá llevar adelante, en cada rincón de la provincia, un nuevo modelo denominado, Economía Circular, “que ya el mundo está llevando a cabo”.

A modo de ahondar en este concepto, explicó que anteriormente existía un antagonismo entre producción y ambiente, “eran como dos caminos que estaban enfrentados y se pensaba que se podía seguir produciendo sin causar un daño ambiental y que el mundo resolvería esta cuestión, solo de una manera mágica”.

Claramente eso no es posible porque, “ya no podemos hablar de consecuencias solo en las futuras generaciones. Hoy debemos entender que ya tenemos problemas y por eso es necesario iniciar un camino a favor de cuidar el medio ambiente”, destacó Llaryora.

A partir de visualizar esta problemática que está ya, entre nosotros, surge este nuevo modelo que no confronta entre ambiente y producción si no que, “permite ser productivos entendiendo al ambiente como parte del proceso de producción”.

Agregó que en el mundo se está dando un cambio en ese sentido, “similar al que se dio cuando se pasó de la etapa industrial a la etapa del conocimiento”.

Pensar en la posibilidad de implementar el modelo de la Economía Circular, “no es un tema solo de las grandes ciudades si no que es un tema de cada rincón del país, donde cada ámbito estará atravesado de manera horizontal como lo hizo la transformación digital en su momento”.

Advirtió que aquellas comunidades que entiendan y empiecen a trabajar en ese sentido son las que estarán preparadas,  como la estuvieran aquellas que se prepararon para la revolución del conocimiento, “y es así como hoy tienen las industrias mas modernas, los mejores puestos”.

La ventaja en quienes avancen en el camino de la Economía Circular será la transformación hacia mejoras en cada uno de los ámbitos de las comunidades, “y aquellos que no entiendan esta innovación y este nuevo tiempo mundial, condenan a su pueblo a la pobreza”.

Martín Llaryora aclaró que trabajar en torno a un modelo de Economía Circular no es exclusivo de las grandes ciudades si no que cada población, por más pequeña que sea, puede hacerlo y dio como ejemplo muchas de éstas que con pequeñas acciones hacen mucho más de lo que se piensa o cree.

No dejó de reconocer que quizás sea más visible hacia los ojos del resto de las sociedades, aquellas transformaciones que se han realizado en la ciudad de Córdoba.

Pero, por ejemplo, en la ciudad de La Carlota, “he observado el trabajo que se realiza en el Instituto Girasoles, en cuestiones del relleno sanitario, y por ejemplo el que se hace en un montón de comunidades en cuestión de separación de residuos sólidos urbanos, el clúster manisero que es un claro ejemplo de cómo se produce energía desde las cáscaras, todo esto me permite decir que se está haciendo mucho más en el interior que lo que uno cree en comparación con capital”.

Reconoció que desde que ingresó como intendente de la ciudad de Córdoba, fue introduciendo este nuevo concepto y que se han ido realizando inversiones, marcos normativos, propiciando convenios con cumbres mundiales y con un liderazgo regional en Sudamérica.

En cuanto a las condiciones que se deberían implementar en las comunidades a modo de iniciar un camino de trabajo en torno a la Economía Circular señaló que,  en primer lugar es importante introducir el tema en cada lugar, con un mensaje claro de que este modelo permitirá generar miles de puestos de trabajo respetando la producción y ambiente.

En segundo lugar, es necesario tener lideres que entiendan el concepto de desarrollo y generación de trabajo y desde el estado ir haciendo lo que se pueda desde una mirada de responsabilidad institucional.

Pero, “claramente el país tiene que entrar en un camino distinto, porque hoy en la Argentina se sufre una tremenda dificultad con la inflación, con la economía, con la incertidumbre, por eso si no hay una macroeconomía que llegue no puede haber certezas”.

Y en el mientras tanto, hay que hacer los deberes para ganar tiempo, “y poner a nuestras instituciones y a nuestra sociedad con una mirada en lo que está pasando en el mundo y en algún momento tendremos que forzar a tener una Argentina previsible, y en eso tengo muchas esperanzas”.

Esperanzas de tener un país mucho mejor “porque tenemos talento, tenemos un pueblo trabajador, tenemos condiciones…pero lo que pasa es que hay muchos que están todo el tiempo promocionando la grieta porque sirve para rating, pero esto no nos permite salir adelante…acá necesitamos ponernos de acuerdo, generar acuerdos con el sector público, privado, trabajar con las distintas fuerzas políticas, armar estrategias…”, enfatizó.

Para luego resaltar que tanto la fibra óptica, como la gasificación, la construcción de las escuelas PROA, no se hacen por casualidad, “si no que se está planificando claramente una visión del mundo que tenemos, que debemos continuar y profundizar cada uno de los intendentes,  pero donde también la sociedad,  debe acompañar”.

Por último señaló que es todo un cambio exponencial,  pero que hablar sobre esto en un contexto de país donde hay una clara recesión, inflación, pobreza extrema, incertidumbre total, con un gobierno que no entiende al campo, no entiende a la producción, no entiende a la industria, no entiende que hay que fomentar los biocombustibles para generar trabajo, no entiende la exportación de carnes…”es difícil, pero a pesar de ese contexto,  nosotros tenemos que seguir en la lucha de pelear por nuestra producción y entiendan que nosotros somos parte de la solución…por eso debemos, en el mientras tanto, ir haciendo los cambios en todos los sentidos para ponernos de nuevo arriba, porque cuando esto se solucione, finalmente podremos competir con otros países que ya están trabajando en Economía Circular”, concluyó.

Redacción Sur Cordobés

Las noticias antes

Te puede interesar