“Faltan pocos hechos para configurar el delito de alzamiento contra las autoridades por parte de Cristina”

20180601120547_.carrio

Elisa Carrió, líder de la Coalición Cívica, aseguró este sábado que la situación “se agravó cuando Cristina Kirchner voltea al Presidente, que ya no es Presidente”.

En diálogo con Marcelo Bonelli por radio Mitre, Carrió responsabilizó a la Vicepresidenta por los enfrentamientos en el oficialismo y aseguró que “al Presidente le quitaron toda mínima capacidad de maniobra”. En este sentido, señaló: “Es muy difícil sostener esta presidencia sin Presidente”.

“Efectivamente, si este hombre renuncia, es golpe de estado”, aseguró, apuntando nuevamente contra la Vicepresidenta ante la falta de respaldo desde el kirchnerismo duro al presidente Fernández.

Consultada por el fuego cruzado entre el Presidente y la Vicepresidenta, los dos protagonistas del disputa que persiste en el oficialismo, Carrió también mencionó a un tercer integrante del Gobierno como uno de los involucrados. “En realidad son tres, porque (Sergio) Massa quería quedarse con todo. Hay algunos empresarios detrás de Massa”, advirtió. Y si bien sostuvo que “Cristina ya no tiene legitimidad”, sí advirtió que la presidenta del Senado cuenta con “mucho poder de daño”.

“Faltan pocos hechos para configurar el delito de alzamiento contra las autoridades por parte de Cristina”, subrayó.

La puja pública dentro del Gobierno se traduce en el clima social, y Carrió mostró su preocupación al notar que “la gente está muy angustiada”. Y en esta línea, agregó: “La situación es extremadamente difícil. El pueblo hoy no está reaccionando porque no tiene energía”.

De cara al futuro, la ex diputada nacional pronosticó que se vienen “meses muy difíciles” para la Argentina y que “el cuello de botella está en septiembre”, debido a que “hay mucho conflicto social y ruptura de la cadena de suministros”.

“Mi única obsesión es que la Argentina transite con la máxima porción de no violencia necesaria hasta las elecciones del año que viene”, adelantó durante el reportaje radial.

En cuanto a la implementación del Ingreso Básico Universal, uno de los principales reclamos por los que distintas organizaciones sociales llevaron adelante el pasado jueves una jornada de protestas en el centro porteño, Carrió consideró que “es un imposible fáctico porque lleva a la quiebra a la Argentina”. Sobre este punto, a máxima referente de la Coalición Cívica planteó: “Se podría asistir a una distribución de renta tecnológica para garantizar un ingreso universal, pero lo que pasa es que acá no hay renta tecnológica”.

Redacción Sur Cordobés

Las noticias antes

Te puede interesar