Fue elegido el nuevo abanderado de la Universidad Nacional de Río Cuarto

abanderado

Se realizó este viernes en el Aula Mayor el acto de cambio de abanderados de la Universidad Nacional de Río Cuarto y de las facultades.

El nuevo portador de la enseña patria de la UNRC es Franco Lisa Ferrero, estudiante del Profesorado en Lengua y Literatura (promedio 9,84) de la Facultad de Ciencias Humanas. El primer escolta es Agustín Pronotti (9,23), de la carrera de Contador Público de la Facultad de Ciencias Económicas. La segunda es Ailén Lanzetti (9,13), de Ingeniería Agronómica, Facultad de Agronomía y Veterinaria.

A continuación, la nómina de abanderado, primero y segundo escolta por cada unidad académica:
Agronomía y Veterinaria: Valentina Palmieri, Martina Reyes y Agustín Zufiaurre.
Ciencias Económicas: Valentín Corradi, Camila Albuixech, Lara Aimar.
Ciencias Exactas, Físico-Químicas y Naturales: Jeremías Parladorio, Juan Alanis y Ana Gentile.
Ciencias Humanas: Lucía García Gerbaudo, Carina Schiavo y Carla Argüello.
Ingeniería: Martín Barbosa, Álvaro Lenardón y Enzo Campregher.
El acto fue presidido por el rector de la UNRC, Roberto Rovere.

Lo acompañaron en el estrado el secretario académico, Sergio González, y los decanos de las facultades: Carmen Cholaky, de Agronomía y Veterinaria; Guillermo Mana, de Ciencias Económicas; Marisa Rovera, de Ciencias Exactas, Físico-Químicas y Naturales; Fabio Dandrea, de Ciencias Humanas, y Julián Durigutti, de Ingeniería.

Al cabo de los correspondientes traspasos del pabellón nacional entre salientes y entrantes, hizo uso de la palabra el secretario académico de la UNRC, Sergio González.

Expresó que este viernes 24 de junio remite en la UNRC a una doble celebración, por “el día de nuestra enseña patria y el cambio de su portación en nuestra institución.

Bandera de nuestra patria y estudiantes que la portan, hay quienes hoy finalizan esa tarea después de un año y hay quienes hoy la reciben por un año como una distinción…¡Felicitaciones!”.

El profesor González recordó que en el acto realizado en el anfiteatro General San Martín de esta casa, mientras la enseña patria era izada, escuchábamos los acordes musicales de Aurora, una de las canciones a la bandera más sensible, más simbólica y más cantada a pesar de no haber sido escrita con esa intención”.

Señaló que “las vicisitudes de la dulce Aurora simbolizan el nacimiento de nuestra Nación.

Esta “ópera italiana” fue “representada por primera vez el 5 de septiembre de 1908 en el Teatro Colón de Buenos Aires, inaugurado ese mismo año.

En aquel histórico momento, mientras se alzaba el telón, en un profundo clima emotivo, todos los presentes escucharon la voz del tenor Amedeo Bassi”.

Detalló que “la primera estrofa, de sencillos conceptos, compara a la enseña patria con un águila guerrera que se eleva gracias a sus alas azules (los paños de la bandera): como el cielo y como el mar.
Aurora irradial” significa que irradia; se alude a la “aureola” que forman los rayos del sol al amanecer, en la aurora del día.

Quería decir que esa aureola, irradiada por el sol, iluminaba al águila guerrera, a la patria.
Es la bandera de la patria nuestra, bandera que la simboliza y representa, nacida del sol y por la gracia divina, refiere la canción”.

Identidad nacional
Acotó González que “la revisión del contexto que dio origen a la canción de la bandera más cantada diariamente en los actos patrios y en las escuelas refleja también parte de nuestros propios orígenes, mezcla de rasgos, sucesos y acontecimientos que unidos a la riqueza de lo nativo y originario fue forjando nuestra identidad, en la pugna de las tensiones de partes, opuestos y complementos.

Y ella hoy es protagonista… porque es recibida por otros y otras estudiantes”, abanderados que “están embanderados en los significados del signo expresado en ´el vuelo triunfal del águila guerrera`, como sus sueños, sus anhelos, sus ansias de superación, sus apuestas a la universidad pública; y como el “ala azul de la bandera”, poder volar, llegar lejos para cumplir sus metas, responder a las necesidades y expectativas sociales y familiares, que además comparten sus anhelos que están puestos en el conocimiento, en los saberes, en los vínculos, sus afectos, en nuestra universidad que lo da todo… pero también en sus esfuerzos, sus compromisos, su dedicación, sus luchas como el “águila guerrera”.

Aportes vitales
En su alocución, el secretario académico de la UNRC recordó que “el lunes 20 de junio celebramos el día de la bandera, cuando conmemoramos la muerte de su creador, Don Manuel Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano, acaecida en 1820, cuando tenía 50 años”.

Fue protagonista de nuestra historia: “Desafiante, provocador y rebelde, no pocas veces desoyó el poder central para defender sus principios y convicciones, generalmente sustentados en un sentido emancipador y liberador de cualquier forma de ataduras u opresión que sometiera o dominara al pueblo.

Desde su comprensión de la realidad social, más que desde los modelos en los que se había formado (abogado), fue de los más grandes propulsores de la educación pública, gratuita y obligatoria, de la educación vinculada al trabajo, a la producción y al arte.

Sus enormes aportes, proyecciones y concreciones en la educación, particularmente de la mujer, a quien la reconocía como protagonista clave de su tiempo y clamaba por su educación, de los jóvenes, de los artesanos y de quienes se dedicaban a las labores domésticas, no siempre fueron reconocidos en su magnitud y a veces opacados por alguna que otra historia oficial”.

La heterogénea labor de Belgrano incluyó “sus escritos como periodista, como autor, como político, como militar, tarea que tuvo más que ver con la necesidad política que con su auténtica vocación profesional, a la que tuvo que dejar de lado para asumir la lucha por la independización de la corona española en la gesta emancipatoria… En ello se ve su interés por lo social y lo colectivo, antepuesto a lo personal”.

Fue Belgrano quien se hizo cargo de “crear un símbolo que representara la tierra por la que luchaba”.

La bandera, “hoy celeste y blanca, pero que nació azul y blanca, de diseño simple y sencillo, con el sol inca en el centro que nos recuerda nuestros orígenes y fuentes, debía recoger la impronta de aquellas épocas históricas, constituirse como símbolo de una patria naciente y representarla como signo de una identidad que se estaba construyendo”.

González manifestó que “acorde a las idas y vueltas que caracteriza nuestra historia de hoy y de siempre, también la bandera en sus inicios fue discutida.

Pese a enormes resistencias del gobierno central durante algunos años, fue enarbolada por primera vez el 27 de febrero de 1812 y reconocida como pabellón nacional en 1816, por el Congreso de Tucumán, desde allí nos representa como nación, como un todo integrado por las diferencias, diversidades y contradicciones que constituyen hoy lo que somos, como argentinos y argentinas”.

Hacia el final, el profesor González resaltó que Belgrano “abrazó la educación pública y estatal para todos y todas; la igualdad de la mujer en la sociedad y el apego y amor al trabajo”.

En este marco, invitó a los universitarios a “recrear y enriquecer a la luz de nuestro contexto actual y a futuro, al ideario de Belgrano, sintetizado en la emancipación, soberanía, solidaridad y justicia social, simbolizado y enarbolado en la bandera que portan y nos representa… ‘Es la bandera de la Patria nuestra, del sol nacida, que nos ha dado Dios’ pero en la hechura engrandecida cotidianamente por ustedes, por la universidad, por el pueblo”.

Reconocimiento
Los abanderados salientes recibieron un libro de UniRío editorial y un diploma en reconocimiento a su rol desempeñado en el ciclo 2021-2022.
Ellos fueron Juan Iñaki Gaitán Carrera, Pamela Giachero y Yanina Celi, por la UNRC (se consigna en orden de abanderado, primera y segunda escolta).
Por Agronomía y Veterinaria: Lucas Ferrero Faiad, Cintia Tasca y Emiliano Acquarone.
Por Ciencias Económicas, Nicolás Usili Buil, Sofía Bertolo y Facundo Valinotti.
Por Ciencias Exactas, Agustín Borda, Sofía Bogino y Melina Gil.
Por Ciencias Humanas, Paula Scarafia Paulina Panza Guadatti y Daiana Duarte.
Por Ingeniería Simón Cometto González, Franco Del Sole y Simón Viglione.

La ceremonia fue transmitida por UniRío TV a través de su canal de Youtube y por la frecuencia 31.1 de televisión digital abierta.

Te puede interesar