Desde la cárcel, intentó estafar a una joven y como no pudo... le pidió disculpas

estafas

Las llamadas telefónicas desde las cárceles con intentos de estafa son habituales, e intentan hacer creer que son beneficiarios de algún plan social o de algún subsidio, ya sea por jubilación o por el Covid-19. 

En este caso la llamada la recibió una joven de la zona de Justiniano Posse, y lo más llamativo es que el delincuente, quién admitió que está privado de la libertad, una vez que fue detectado e insultado por parte de la receptora del llamado, le pidió disculpas y se justificó ante ella. 

Parte del diálogo de la joven con el estafador publicado por Multimedios Maldoni


-Usted tiene pendiente, según me registra en el sistema, desde el día lunes 28 de marzo un bono de emergencia sanitaria, ley de prevención ante el Covid con ayuda social de parte del gobierno de la provincia de Córdoba. 

En estos 28 meses que llevamos de pandemia a raíz del Covid-19 jamás has podido recibir una ayuda social por parte del estado para la prevención del Covid-19. Justamente se te otorga un importe sanitario de $31.400 para la prevención de la tercera cepa del Covid Omicron, para que usted pueda tener acceso al alcohol en gel o a los barbijos. 

Este es el último día disponible para cobrarlo o rechazarlo y la llamada era para saber el motivo por el cual usted no ha retirado el subsidio. 

-No me interesa cobrarlo porque son unos estafadores de mierda.

-Porque me insultás mi amor?

-Porque estafan ala gente, ya visto varias comunicaciones donde le sacan la plata de la cuenta, son unos hijos de remil puta.

-Cuántos años tenés vos?

-23, y tampoco te importa.

-Lucila no me cortes, quiero que recibas mis disculpas. Yo en ningún momento te insulté ni te falté el respeto porque quedaría vulgar de mi parte.

-Ustedes se roban todo, eso no es faltar el respeto?

-Tenés toda la razón del mundo,  nosotros trabajamos de esta forma.

-O sea que ustedes trabajan de esa forma, robando.

-Le buscamos la vida como se puede, disculpame pero a vos no te sacamos nada.

-Nosotros somos pobres. Así que a mí no me vas a sacar nada.

-Lucila, nosotros le sacamos a la gente que tiene. Yo de este lado no sé si tenés o no tenés, porque no te conozco, no sé dónde vivís ni tampoco me interesa. Pero bueno, te pido disculpas, yo también soy una familia humilde.

-Andá a trabajar, a ganarte el pan como todos lo hacen y no robándole a la gente.

-Bueno sí, pero nosotros en esta ocasión nos encontramos presos Lucila, me entendés? En serio te pido disculpas.

Redacción Sur Cordobés

Las noticias antes

Te puede interesar