Messi estuvo intratable; hizo los 5 goles de la victoria Argentina ante Estonia

multimedia.normal.82b9f7332697e150.4c656f204d65737369203520676f6c65735f6e6f726d616c2e77656270

En Pamplona, en cancha de Osasuna, la Selección argentina venció de manera contundente e inapelable a Estonia por 5 a 0, donde los cinco tantos tuvieron la firma del astro de PSG, quien alimenta su juego y su rendimiento  a pocos días de cumplir 35 años.

El partido no representó ninguna resistencia y para colmo con una "pulga" encendida de esa forma, es imposible. Por eso el elenco que dirige Lionel Scaloni tomó este juego ante Estonia con la misma responsabilidad que en la Finalissima ante Italia cuatro días atrás.

Cuando el arquero de Estonia le cometió penal a Pezzella de manera muy imprudente, el partido cambió de rumbo para siempre. Estonia lejos está de llegar al mundial, y cuando Messi la guardó adentro se desató un enredo porque los europeos se metieron atrás y le cortaron espacios a los albicelestes. En ese sentido costó volver a abrir el juego, sin tanta precisión en el toque final, hasta que antes del descanso Messi mandó a la red un gran pase de Alejandro Gómez y la historia ya fue otra.

En el complemento, salió lo mejor del repertorio: mandó a la red un centro a media altura del cordobés Nahuel Molina, aprovechó una confusión defensiva para dejar en el piso al arquero y defensor rival para el cuarto y lo decoró con el quinto luego de un ping pong en el área donde fue necesaria su frialdad para meterla a la red.

Bien Mc Allister como opción de volante central, De Paul combinó siempre al igual que el "Papu" y quienes quedaron en deuda son Joaquín Correa (no aprovecha las oportunidades) y Julián Álvarez quien tuvo dos claras para marcar pero le apuntó al arquero en la definición. Paulo Dybala entró en el complemento y se lo vio más suelto, combinó varias veces con Messi y hasta metió algún cambio de frente.

Debut para Marcos Senesi para buscar quedar "blindado" en el futuro para Argentina y no mucho más para destacar, por el rival, pero sobre todo, el conjunto de Scaloni cierra la gira con ocho goles y ninguno recibido.

Te puede interesar