El presidente admitió la posibilidad de subir las retenciones: “Necesito que el Congreso entienda y acompañe”

retenciones-cupoaexportaciones-albertofernandez-650x404

El presidente Alberto Fernández afirmó que se debe “hacer algo para que los precios internos se desacoplen de los precios internacionales” y dijo que “el modo son las retenciones”.

“Pero las retenciones son un tema legislativo, y necesito que el Congreso entienda la problemática y acompañe llegado el caso”, con lo cual se podría inferir que la medida estaría bajo estudio en los principales despachos de la Rosada. Aunque, con la actual composición del cuerpo legislativo sería difícil que se concrete.

Fernández agregó que “siempre la gente del campo interpreta que es una medida en contra de ellos” dijo el mandatario en declaraciones a Radio Con Vos, reproducidas por la Agencia oficial de noticias Telam.

Una suba de las retenciones viene siendo agitada por el “ala dura” del kirchnerismo con el secretario de Comercio Interior Roberto Feletti a la cabeza, quien propuso llevar las alícuotas del girasol del 7 al 15%; las del maíz del 12 al 20% y las del trigo del 12 al 25%.

Fernández consideró que las retenciones implican “un tema muy sensible para muchos sectores y es políticamente explotado por la oposición” y sostuvo que agota “todas las posibilidades” que tiene para que, “viendo la dificultad política, por la forma en que la oposición opina, de poder ir por ese andarivel”, y que intenta “hablar con todos los sectores, para buscar mecanismos para que internamente no suban precios como los internacionales”.

En este sentido, el presidente, como varios funcionarios del Gobierno Nacional, volvió a escudarse en la invasión de Rusia a Ucrania como una causa de la escalada inflacionaria sin indagar en los problemas internos y estructurales, tanto políticos como económicos que atraviesa el país y su administración.

De esta manera, aseguró que seguirá “peleando” para que los efectos económicos de la guerra en Ucrania “no afecten negativamente a los argentinos” y, en ese sentido, señaló que explora todos los caminos “para buscar mecanismos para que, internamente, no suban los precios como suben los precios internacionales” .

Según Fernández, “las sanciones a Rusia le restan al mundo el 35% del trigo exportable. Y si a eso se le suma que India suspendió exportaciones  para garantizarse el trigo para su gente, ha salido el 50% del trigo que se exporta del mercado”. Por lo que consideró que “entonces hay que esperar dos cosas; que falte mucho el trigo y que el trigo sea muy caro, y ahí surge un problema que es de todo el mundo”.

Pero el mandatario nada dice sobre las intervenciones del Gobierno al mercado del trigo local y por las cuales la producción proyectada del cereal en la Argentina para el próximo ciclo 2022/23  caería a 20,5 millones de toneladas, una cifra inferior a los 22,4 millones del ciclo 2021/22.

En este sentido,el presidente también se refirió Fondo Estabilizador del Trigo, y atribuyó la demora en la puesta en marcha de este mecanismo a la resistencia del sector privado, quienes, dijo, “dilatan el tema y están dilatando mucho”.

“Son los privados” los que demoran la puesta en marcha del fideicomiso del trigo, con el cual el Gobierno pretende lograr que la industria ofrezca harina a precios subsidiados, desacoplados de los valores internacionales, que están, entre otros factores, signados por el impacto de la guerra en Ucrania.

Te puede interesar