Milei: “Los argentinos se quieren liberar de los políticos chorros y opresores”

javier-milei-1-cada-4-portenos-eligio-el-liberalismo
Javier Milei: el líder del movimiento libertario

El diputado nacional y líder del movimiento libertario Javier Milei (La Libertad Avanza) aseguró que la Argentina atraviesa un cambio de época, ratificó su intención de competir por la Presidencia el año que viene y detalló las ideas que tiene para un futuro gobierno. Sorprendió con el anuncio de que no eliminaría planes sociales ni echaría empleados públicos, pero ratificó su intención de cerrar el Banco Central y varios ministerios.

En una extensa entrevista en el stand de "Infobae Leamos" en la Feria del Libro, el economista reiteró sus cuestionamientos a la “casta política” y confirmó que avanza en la conformación de equipos de gobierno para aplicar un ambicioso plan de reformas.

Habló de dolarización, de su rechazo al “marxismo cultural” y su crítica mirada sobre el feminismo. “La gente quiere vivir del fruto de su trabajo. La gente no quiere más ser esclavo de los políticos. Se dieron cuenta que este modelo a lo único que lleva es a la esclavitud, entonces se quieren liberar de los políticos opresores, de los políticos chorros”, desafió Milei.

Milei explicó por qué en Argentina atraviesa un "despertar liberal".

Cuando pensamos la convocatoria a este espacio, retomamos una frase que dijiste en un reportaje sobre que el país atraviesa un cambio de época. ¿A qué te referís con esa idea?

Los cambios de épocas son cambios estructurales, hay un salto, una discontinuidad, algo que se rompe. La hipótesis que tengo es que estamos ante un cambio de época. Muchos analistas tienen una interpretación de que los liberales somos una muestra de bronca, de hartazgo o de rechazo al sistema, lo que me preguntaría es si el sistema está funcionando bien. Se menosprecia la tarea de lo que estamos haciendo porque en el modelo del círculo rojo todo funciona bien y aparece un error que se llama Milei. Dentro de la lógica del sistema del círculo rojo, Milei es un loquito, ruido blanco, y creen que va a desaparecer o no va a pasar nada. Pero llegamos al Congreso, tenemos convocatorias impresionantes en las provincias, el rating cuando participamos vuela, quiere decir que no es un loquito o una loquita.

¿Y si no es un loquito qué sos o qué representás?

Somos un elemento que cuestiona y que pone en crisis al sistema. Para la casta, que no sólo son políticos, son los empresaurios -los empresarios prebendarios- son los sindicalistas corruptos, dirigentes y algunos periodistas, es todo un sistema, una casta que hunde al país. Argentina tuvo 17 crisis, 15 de origen fiscal y transcurrió durante el siglo XX la mitad del tiempo en recesión. La contracara es que tenemos entre 40 a 50 por ciento de pobres y 10 por ciento de indigentes. En un país que produce alimentos para 400 millones de personas tenemos 5 millones de argentinos a los que no les alcanza para morfar.

Ahora es un fenómeno que irrumpió con mucho vértigo en menos de dos años

Si mirás con atención, encontrás un montón de indicadores de que estamos en un cambio de época pero no de ahora. Tuvimos como país un cambio frustrado, después de que en 2000 y 2001 se salió de una crisis por izquierda. Pasaron 15 años de esa frustración, después vino Macri y también fracasó. Por eso veo que ahora hay un nuevo despertar liberal. Porque en los países más libres tenés entre 25 a 50 veces menos cantidad de pobres. El negocio es abrazar el modelo liberal porque donde se meten las ideas de la libertad hay prosperidad. La pregunta es por qué no lo hacemos.

Acá se juntó mucha gente para escucharte, ¿por qué creés que pasa eso y, sobre todo, por qué te siguen tantos jóvenes?

Es que hablo de cosas que la gente dice “esto me está pasando a mí”. Escuchás a los políticos de la casta y te dicen: está todo bien, hay acá un pequeño ruidito... ¡Qué pequeño ruidito! El 10 por ciento de los argentinos no morfan ¿Qué ruido? 50 por ciento de pobres ¿Qué ruidito? Es un despiole esto. Los liberales conectamos con la gente porque la gente se da cuenta que las ideas son buenas. Algunos creen que el liberalismo es para una elite, cuando en realidad apareció para liberar a la gente de la opresión de los monarcas.

Y específicamente entre los jóvenes ¿Cuál es la clave para sintonizar con ellos?

Es cierto que arrasamos en los primeros dos cuartos (etarios). ¿Por qué los jóvenes reaccionaron a nuestro mensaje? Porque son naturalmente rebeldes ante el status quo que recita ideas de izquierda. Ante esto, ¿la reacción naturalmente cuál es? La liberal. En otra época estaba en La Cámpora o la izquierda. Creo también los jóvenes tienen menos tiempo de exposición al lavado de cabeza de la educación pública y son más proclives al uso de las redes, donde van los chicos, buscan y encuentras sus respuestas y con esas respuestas desafían. Los jóvenes no se comen ese verso.

Además, cuando nos encerraron con la plandemia -repito: plandemia- la gente revalorizó la libertad, pero la verdad que el trabajo que han hechos los jóvenes fue terrible. Ellos fueron un elemento de propagación en las familias. Hicieron un trabajo de evangelización enorme, con tanta fuerza para que avance el liberalismo. Ocurrió con el trabajo de cada uno de los jóvenes en sus casas. Fueron llevando a su casas y pidieron: Miralo a Milei, miralo a Milei. Esto es lo que consolida y explica que este es un cambio de época.

¿Y entonces cuál es la época que viene?

Esta nueva época tiene que contemplar que volvamos a abrazar las ideas de la libertad. Con la Constitución de 1853 de Alberdi y Gorostiaga, que se pone en funcionamiento en 1860, Argentina era un país de bárbaros. Argentina crecía a un nivel más alto que las tasas chinas. Crecía más proporcionalmente y se deba en un contexto en que al país le entraba un montón de gente. Con ese sistema Argentina llega a ser potencia, al punto que le disputaba el liderazgo a Estados Unidos. Eso ocurrió con un orden liberal que tenemos que recuperar.

Te puede interesar