Úrsula Pesce: “Corrí el desafío más grande de América y gané”

desafio 7

El pasado 1 de mayo, Ursula Pesce,  participó del Desafío Rio Pinto, donde, a pesar de algunos contratiempos, logró llegar en primer lugar en la Categoría Femenina, Damas C1.

Úrsula Pesce inició su debut en carreras en este año 2022 en la ciudad de Cruz del Eje, el pasado 10 de abril, donde allí en esa nueva edición de la competencia del Quilpo Bike Race, levantó el primer puesto en la categoría Damas C y el tercero en la General. Y ese fue el puntapié inicial para decidir participar del desafío más grande de América: Río Pinto

El Desafío Rio Pinto de esta edición 2022 no fue su primera experiencia,  porque según cuenta, en el mes de octubre del año pasado, participó, “pero era mi primera carrera en montaña, sin experiencia y a pesar de que largué detrás de muchísimas mujeres logré quedar subcampeona 2”.

Pero el hecho de tener como objetivo esa superación personal “que ya se a convertido en mi esencia, decidí ir  nuevamente, pero esta vez,  por el primer puesto”, enfatiza Úrsula.

Y “entonces emprendí mi viaje al Río Pinto con ese objetivo, segura de poder lograr ese primer puesto...”, pero no todo fue tal como lo esperaba. Porque en ese desafío, el más grande de América, hubo situaciones que hicieron que Úrsula, no la pasara tan bien a los pocos kilómetros de llegar a la meta.

Recuerda que fue un golpe tremendo, “que en realidad me pasó porque no imaginé que fuese a encontrarme con gente que no entendiera los códigos que manejamos en este tipo de competencias”.

A modo de aclarar explica, “cuando estás en la carrera se debe ir gritando en que posición vas a pasar (izquierda-derecha) y eso se respeta mucho, lo  de anticipar por donde vas a pasar”.

Pero “esta vez una corredora que estaba delante mío no entendió mi grito de izquierda, ante lo que  tendría que haber corrido hacia la derecha, hizo todo lo contrario y se cerró para la izquierda, entonces al venir yo  a toda velocidad, el golpe fue tremendo,  muy fuerte. Me lastimé y me golpeé la cabeza, pero gracias a Dios que, al tener el casco, con un sistema MIPS, me salvó la vida”.

Ese traspié, que la llevó a estar 5 minutos sin poder,  casi,  respirar, porque además del golpe en la cabeza, “se me torció el manubrio de la bicicleta y se clavó la punta del manillar  en la boca de mi estómago”, hubiese puesto el punto  final a su competencia.

Úrsula añade, con pesar, que efectivamente podría haber sido el fin de su carrera, “porque quedé toda lastimada, tenía sangre en mis rodillas, en los codos, en los dedos de la mano izquierda…la verdad estaba muy mal”.

Pero, “así con ese fuerte dolor, seguí pedaleando porque nada iba a frenar mi objetivo…es ahí que con todas mis fuerzas enderecé como pude el manubrio de la bicicleta y continué esos últimos 27 km que quedaban de recorrido”.

Y así nuevamente la ciclista carlotense alcanzó el arco de llegada, “Y la verdad que cuando pasé esa línea de llegada, fue emocionante escuchar, entre tantas personas, el grito fuerte de mi marido diciéndome que lo había logrado”.

En ese preciso instante no pudo hacer otra cosa más que detenerse y llorar porque una vez más,  la superación primó en su ser.

Úrsula cuenta que este tipo de carreras de montaña no son fáciles, porque el terreno es complicado donde en muchas partes hay curvas y bajadas peligrosas. Añade que, en ese recorrido, pudo observar gente lastimada, tirada, “y muchas bicicletas rotas”.

Este nuevo desafío que la llevó a ocupar un nuevo podio no hubiese sido posible si no contará con el apoyo de mucha gente.

Es por eso que,  no puede dejar de mencionar a modo de agradecimiento a su esposo, a su hijo Benjamín, a Mundo Bikes Competición: Marisel Quaranta y Claudi Kap de la ciudad de Villa María, “como también a todos quienes integran el Honorable Concejo Deliberante de la ciudad de La Carlota, por el reconocimiento que fue más que motivador para continuar en esto que es mi pasión”.

Desafío Río Pinto

Una idea originada por un grupo de amigos, amantes del Mountain Bike y de los grandes desafíos que posibilitó la creación del Club Amigos del Deporte.

La competencia inaugural se realizó en el año 1996, y desde allí comenzó a instalarse a lo largo del tiempo y convertirse en lo que hoy es, el Desafío más grande de América”.

Llegar a convertirse en el desafío más grande fue gracias a muchos factores que permitieron que la concurrencia fuera creciendo año tras año. Es así como de 136 inscriptos en las primeras carreras hoy ya se cuentan de a miles.

Y cualquiera que tenga pasión por este tipo de carreras, el desafío Río Pinto es el objetivo por lograr. 

Te puede interesar