KWS presentó sus nuevos maíces sileros y para producción de granos en La Carlota

KWS-LaCarlota-650x408-1

“El “corazón” de los nuevos híbridos para grano y silaje de KWS presentados este año está en el “breeding””, esto es, “el ajuste agronómico lote a lote y las exigencias de los productores”.

Así se resumieron las novedades que se presentaron en el segundo DAR (Demostrativo Agronómico Regional) del año del semillero KWS en la zona de La Carlota, provincia de Córdoba.

Los técnicos de KWS informaron a productores y a profesionales las estrategias que la compañía desarrolla para lograr los mayores rendimientos de sus nuevos materiales lanzados este año: los híbridos sileros KWS 605 VIP3 FULL y KWS 695 VIP3, y los destinados a la producción de granos KWS 912 VIP3 y KWS 316 VIP3.

El diferencial del 695 VIP3
Entre los diferenciales de un ciclo intermedio como KWS 695 VIP3 se encuentran la tecnología Agrisure Viptera 3, con amplio espectro para el control de insectos lepidópteros, alto potencial de materia seca digestible que otorga mayor producción de carne y leche, y también una amplia ventana de picado.

Por su parte, la estabilidad de rendimiento en materia seca digestible de KWS 695 VIP3 lo convierten en un híbrido adaptado a distintos planteos lecheros y de producción de carne ya que otorga más y mayor performance en cada ración.

También con amplia ventana de picado y el perfil sanitario del paquete Agrisure Viptera 3 otorga versatilidad de siembra con alta producción.

Resistente a temperaturas y enfermedades
Lo que distingue a la performance de KWS 912 VIP3, sin dudas, es la estabilidad y la sanidad en siembras tardías.

Su tolerancia a altas temperaturas y destacada resistencia a enfermedades foliares, así como su buena sanidad de espiga, lo transforman en una excelente alternativa para ambientes estresantes y de alta presión sanitaria.

Máxima estabilidad
Pensando en sitios muy restrictivos en la provisión de recursos ambientales, KWS presentó la máxima estabilidad con KWS 316 VIP3.

Un híbrido de alta producción en lotes de mediano y bajo potencial, bien adaptado a ambientes extremos para la siembra de maíz, de grano colorado y gran estructura de caña. Entonces, es apto para la producción de grano como para consumo animal.

Además, tiene buena tolerancia a una enfermedad que se expande en el país, como el virus del Mal de Río Cuarto (MRCV), y también a otras enfermedades de espiga.

Te puede interesar