“No hemos venido a pedir que nos den una mano sino para que nos saquen las dos de encima”

ARQ7PTVU7BFEHD3EFLKOVEXAKY

“No hemos venido hasta acá para pedir que nos den una mano sino para que nos saquen las dos de encima”, dice el breve mensaje leído al cabo de la manifestación del campo en Plaza de Mayo y encabezado por la frase: “Quienes vivimos de nuestra producción y trabajo tenemos algo que decir”.

El texto prosigue con “una proclama sencilla: No estamos dispuesto a seguir financiando la soga con la que nos ahorcan”.

Quienes hoy se manifestaron en las calles porteñas, en muchos casos al cabo de viajar miles de kilómetros, recuerdan que la Argentina es “uno de los pocos y raros países con desdoblamiento cambiario y retenciones”. Los productores, dijeron, “padecemos además 170 impuestos que agobian a todas las actividades productivas y terminan sumándose a los precios que paga el consumidor”.

El mensaje a la dirigencia política y al gobierno fue clarísimo: “Anímense a pensar un país con menos impuestos, gasten menos. arréglense con lo que tienen o dedíquense a otra cosa”.

“La receta del socialismo (y su muleto el estatismo) es siempre la misma”, dijeron los productores, y la describieron en acciones: “envilecer la moneda con emisión, ahogar a las actividades productivas con impuestos y empobrecer a todos para ofrecerse como solucionadores de los mismos problemas que han creado”.

En un mundo libre, prosiguieron, las soluciones van por el camino opuesto: “permitir que quienes generan recursos sigan generándolos y los multipliquen y no expulsarlos como ocurre actualmente con jóvenes y empresas que se van. Los regímenes estatistas propician desatinos económicos que perjudican a todos pero mucho más a los necesitados y vulnerables”, agregaron.

Te puede interesar