Cordobeses detenidos en Brasil con 1.100 dosis de Rohypnol

ARCHI_911469

Carlos Enrique Bulacio tiene 49 años. Vive en barrio Marcelo T. de Alvear, a un costado de la avenida Juan B. Justo, en el norte de la ciudad de Córdoba. Esteban Raúl Tamagnone tiene 38 años. Explota un taller en barrio Mariano Fragueiro, del otro lado de la Juan B. Justo.

El sábado ambos fueron sorprendidos por la Policía de Brasil a 1.845 kilómetros de sus casas. Se trató de un control de la Policía Rodoviaria Federal que terminó con el secuestro de 1.100 dosis de Rohypnol, recetas en blanco y sellos médicos que serían falsos, según confirmaron fuentes oficiales de esa fuerza de seguridad a Cadena 3.

El operativo tuvo como epicentro la ruta BR-386, a la altura del municipio de Sarandí, en el estado de Río Grande do Sul, a unos 400 kilómetros de Iguazú. O sea, en la ruta que comunica con la triple frontera argentina, brasileña y paraguaya.

El dato no es menor: fuentes cordobesas que conocen de cerca el tráfico de drogas en la provincia aseguran que desde hace un tiempo hay narcos que viajan a esa zona a buscar las pastillas, que por su bajo costo en ese sector terminan por convertirse en un negocio fabuloso cuando comienzan a ser comercializadas al menudeo en Córdoba.

El Rohypnol es un sedante potente. De manera clandestina, jóvenes y más grandes lo consumen mezclado con alcohol, lo que genera graves alteraciones en la conciencia, ya que es un depresor del sistema nervioso central.

En Brasil se lo suele asociar al delito conocido como "Buenas noches, Cenicienta": poner una pastilla en la bebida de la víctima sin que esta se de cuenta, para doparla y luego poder abusar de ella o para robarle.

De acuerdo a la información oficial, los dos cordobeses viajaban en un Peugeot 307 con chapa argentina. De acuerdo a los registros oficiales, el vehículo figura a nombre de una tercera persona.

Tras el hallazgo de la droga, los argentinos fueron trasladados a una sede federal de la ciudad de Passo Fundo. En Brasil, un delito de este tipo está penado con penas de entre 10 y 15 años de prisión.

Te puede interesar