El campo cordobés pidió la liberación de exportaciones de carne y el fin de la intervención en los mercados de trigo y maíz

campo-780x405

La Comisión de Enlace de Córdoba emitió un documento en el que reclamó la liberación total de las exportaciones de carne y el fin de la intervención en los mercados de trigo y maíz.
  
“Diálogo sincero sí, relato no” se titula el documento firmado por Agustín Pizichinni, de Federacióngaria Argentina; Alejandro Buttiero, Coninagro; Alejandro Ferrero, de la Sociedad Rural Argentina; y Javier Rotondo, presidente de Cartez.

“La Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias Regional Córdoba reclama la liberación total de las exportaciones de carne y que cese en forma definitiva la intervención en los mercados de trigo y maíz”, arranca el comunicado.

Y agrega:“Desde la producción leemos con preocupación los lineamientos que, sin consulta previa, se pretenden establecer para un supuesto plan ganadero. Sin embargo, todo plan ganadero necesita que las ventas externas estén abiertas y sin cuotas de ningún tipo. Asimismo, no será posible alcanzar mayor producción de carne cuando se limita la demanda cerrando o cupificando las exportaciones”.

“Del mismo modo, los mercados de trigo y de maíz deben funcionar sin trabas, en el que los compradores compitan libremente por los granos, sin acuerdos espúreos ni órdenes por debajo de la mesa, sin cartelizaciones”, señalaron las entidades.

La semana pasada dirigentes rurales nacionales plantearon públicamente críticas a un documento que el gobierno nacional le envió a la Mesa de Enlace y que contenía un borrador de plan ganadero. El principal cuestionamiento fue que Agricultura plantea el sostenimiento del cupo a la exportación de carne durante 2022, a pesar de que el compromiso era eliminar la medida el 31 de diciembre de este año.

Además, las entidades consideran que no hay señales de que vayan a terminarse las intervenciones en los mercados de maíz y trigo.

“Los mercados necesitan transparencia. Los argumentos oficiales de cuidar la mesa de los argentinos a través de una administración inteligente de la demanda ya son insostenibles. No son las exportaciones las que atentan contra la mesa de los argentinos. Digámoslo claramente:es el desmanejo económico y la inflación de la que el gobierno es responsable lo que está erosionando el poder adquisitivo de los consumidores, socavando los ingresos y perjudicando todas las industrias”, se plantea en el comunicado.

La Comisión de Enlace agrega:“Por eso hay que dejar de hablar con eufemismos como ‘administrar la demanda’. En vez, el gobierno tendría que empezar a ocuparse de controlar la inflación, sin buscar chivos expiatorios”.

El enfrentamiento entre la Nación y el campo se intensificó a partir de que los precios de la carne subieron con fuerza en los últimos meses. La situación generó desinteligencias dentro del propio gobierno porque hubo funcionarios, como Roberto Feletti, que salieron a asegurar que podrían subirse las retenciones a las ventas externas de carne, mientras que otros, como los ministros Matías Kulfas y Julián Domínguez, desestimaron esa posibilidad.

Los reclamos del campo venían intensificándose desde junio de este año, cuando se establecieron los cupos a las exportaciones de carne como un intento por frenar la escalada de los precios. Posteriormente, el Gobierno tomó medidas para flexibilizar las ventas de carne pero que todavía están lejos de responder a los reclamos de las entidades.

TAMBIÉN EN SUR CORDOBÉS