Preocupa al mundo la variante Ómicron: ¿cuáles son los síntomas?

Delta

La médica sudafricana que dio la voz de alarma sobre la nueva variante de Covid-19, Ómicron, ha revelado que los pacientes presentan síntomas “inusuales”.

Angelique Coetzee, que dirige una clínica privada en Pretoria, la capital administrativa de Sudáfrica, dijo que a principios de este mes se dio cuenta de que los pacientes de Covid presentaban una serie de síntomas extraños.

La doctora, que lleva más de 30 años ejerciendo su profesión y preside la Asociación Médica Sudafricana, dijo que ninguno de los pacientes de Ómicron sufría la pérdida del gusto o del olfato típicamente asociada al Covid, sino que presentaban marcadores inusuales como fatiga intensa y pulso elevado.

“Sus síntomas eran tan diferentes y más leves de los que había tratado antes”, declaró la Coetzee a The Telegraph.

La médica informó de sus hallazgos a la junta asesora de vacunas de Sudáfrica el 18 de noviembre, cuando trató a una familia de cuatro miembros que sufrían una intensa fatiga tras dar positivo en la prueba de Covid-19.

Descubierta por primera vez en Sudáfrica a principios de este mes, Omicron se ha detectado desde entonces en Gran Bretaña, Alemania, Italia, Bélgica, Botsuana, Israel, Hong Kong y Australia, mientras que las autoridades sanitarias austriacas están llevando a cabo hoy una investigación sobre un caso sospechoso.

Omicron, denominado la semana pasada “variante preocupante” por la Organización Mundial de la Salud (OMS), es potencialmente más contagiosa que las variantes anteriores, aunque los expertos aún no saben si causará un Covid-19 más o menos grave en comparación con otras cepas.

Es que la nueva variante presenta más de 30 mutaciones en la parte del virus a la que se dirigen las vacunas disponibles, además se sospecha que ha provocado un aumento de las nuevas infecciones en Sudáfrica. Es probable que las mutaciones hagan que ciertos tratamientos contra el COVID-19 -incluidos algunos anticuerpos fabricados- sean ineficaces, dijo el doctor David Ho, profesor de microbiología e inmunología de la Universidad de Columbia.

Coetzee aseguró que los nuevos síntomas que había observado eran “leves”, y que todos los pacientes que estaba tratando se habían recuperado bien.

Dijo que, en total, unas dos docenas de sus pacientes han dado positivo en la prueba Covid-19 con síntomas de la nueva variante. En su mayoría eran hombres sanos que acudieron “sintiéndose muy cansados”. Aproximadamente la mitad de ellos no estaban vacunados.

“Tuvimos un caso muy interesante, un niño de unos seis años, con temperatura y pulso muy alto, y me pregunté si debía ingresarla”, dijo Coetzee. “Cuando hice el seguimiento dos días después, estaba mucho mejor”.

Para la experta, su principal preocupación es que la variante pueda suponer un peligro mayor para los ancianos.

La demografía sudafricana es muy diferente a la europea, donde ya llegó la variante. Allí sólo un 6% de la población tiene más de 65 años, lo que significa que los individuos de mayor edad -que son más vulnerables al virus- pueden tardar en presentarse.

Varios países europeos anunciaron el sábado que detectaron los primeros casos de la nueva y altamente contagiosa variante del coronavirus, mientras gobiernos de todo el mundo comenzaron a aplicar restricciones para cerrarle la puerta a la variante ómicron.

Reino Unido, Alemania, Italia, Bélgica y República Checa confirmaron los primeros casos de la variante mientras las autoridades de Holanda pusieron en cuarentena a 61 pasajeros de Sudáfrica que dieron positivo al covid-19.

Tras su aparición, países en todo el mundo comenzaron a adoptar restricciones de viaje para frenar cualquier amenaza a la lucha contra el coronavirus.

TAMBIÉN EN SUR CORDOBÉS