Coronavirus: en la Argentina 8.083.721 personas aún no recibieron la segunda dosis

vacunas

Con disponibilidad de vacunas y en el marco del comienzo de la aplicación de terceras dosis y dosis de refuerzo, 35.938.527 argentinos recibieron la primera dosis de alguna de las vacunas disponibles en el país. Sin embargo, desde hace unas semanas, preocupa a los expertos la brecha que se estableció entre ese número y los 27.854.806 de ciudadanos que completaron el esquema de dos dosis.

Esto se traduce en que hay en la Argentina 8.083.721 personas que no recibieron la segunda dosis de su vacuna COVID. Además, desde este mes de noviembre comenzó a aplicarse en el país una dosis adicional o de refuerzo de la vacuna para prevenir el COVID-19, según las recomendaciones emitidas por el Ministerio de Salud de la Nación.

En ese sentido, de las 27.854.806 personas que recibieron las dos dosis, hasta el momento sólo recibieron la adicional o la de refuerzo 1.043.935, esto es el 4%, según la última información de la Unidad de Datos de Infobae.

“Los datos que disponemos son totales, y debe tenerse en cuenta que este mes se comenzaron a vacunar a los chicos 3 a 11 años, y es esperable que muchos de ellos aún no tengan su segunda dosis”, comenzó a detallar ante la consulta de este medio el ingeniero en Sistemas y experto analista de datos Mauro Infantino, quien sin embargo reconoció que “existe una brecha entre las primeras y las segundas dosis aplicadas en el país y esa diferencia se acrecienta más a medida que baja la edad”.

 En la Argentina 8.083.721 personas que no recibieron la segunda dosis de su vacuna COVID (NA)
El especialista señaló que “para tener una distinción más certera es conveniente separar lo que ocurre por edades”. Así, por ejemplo, en el grupo de los mayores de 60, “la diferencia entre quienes recibieron una y dos dosis no es tan notoria” ya que de las alrededor de 6.800.000 personas que se aplicaron la primera dosis, seis millones casi 500 se dieron la segunda.

“En el grupo de 40-49 años tampoco se ve tanto esa brecha -continuó Infantino-. Mientras que en la franja etaria que abarca desde los 30 a los 39 años ya se nota más: de los alrededor de seis millones que recibieron una dosis, cinco se dieron la segunda. Ahí se empieza a ver cómo la velocidad de crecimiento de la curva se estanca y dejó de crecer”.

TAMBIÉN EN SUR CORDOBÉS