El Gobierno saldrá a controlar las góndolas con inspectores, sindicalistas y militantes: “Vamos a forzar que el precio baje"

Supermercados

El flamante secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, anticipó hoy que el congelamiento de precios de 1.247 alimentos y productos de primera necesidad que anunció esta semana será controlado no sólo por inspectores habilitados para esa tarea, sino también con sindicalistas, militantes y miembros de otras organizaciones sociales y políticas, dispuestos a “defender los salarios y el ingreso popular”.

En su primera entrevista pública tras asumir el cargo, el funcionario reveló cuál será el esquema de trabajo que pondrá en marcha para que durante los próximos 90 días los precios en las góndolas no se muevan. En un esquema que pareció repetir al que se aplicó durante el primer kirchnerismo, Feletti respondió que una pregunta clave: “¿Cuál es la sanción si alguien no cumple con el acuerdo de precios?”.  
 
“La capacidad de control es colectiva, es social. Son las organizaciones políticas, institucionales, de la sociedad civil, es territorial. La Secretaría de Comercio tiene capacidad y tiene un cuerpo de inspectores o relevadores de 300 personas, pero lo fundamental acá es el compromiso de intendentes, de organizaciones sindicales. Acá lo importante es entender entre todos que el ingreso popular, el salario del trabajador no se defiende solo en las paritarias. Me parece que eso es así”, afirmó en una entrevista con el periodista Roberto Navarro, en la radio El Destape.

Pero aclaró, que “antes que hablar de sanciones, hay que consolidar lo online y una vez que estén consolidados los precios, forzar a que el precio baje donde no se esté cumpliendo el acuerdo. No empezar a decir bueno, vemos... No, no. Baje el precio, rápidamente. Donde el precio no esté, que es rápidamente identificable, donde esté el precio corrido del acuerdo -y esperemos alcanzar ese acuerdo- identificar cuando no se esté cumpliendo, ir y decirle, rápidamente, Señor, baje el precio, antes de cualquier medida que podemos anunciar drástica”.

Las declaraciones fueron pronunciadas luego de una reunión que el funcionario y su equipo de colaboradores, que encabeza Débora Giorgi, mantuvo con empresarios de alimentos, a quienes les transmitió el objetivo del gobierno nacional de tener un “acuerdo de precios” que implique, de hecho, un congelamiento por 90 días, de cara a lograr una precaria estabilidad de precios hasta después de las elecciones e, incluso, las Fiestas de Fin de Año. Para ese objetivo, Feletti, anunció el plan que afecta a las principales empresas de consumo masivo y cadenas de supermercados para mantener los precios estables de 1.247 productos de consumo masivo -que incluyen los del programa Precios Cuidados- hasta el 7 de enero de 2022. En ese contexto es que exigió, como declaración jurada, que las compañías informen sus precios al 1° de octubre pasado de manera tal de retrotraer los precios a ese día.

TAMBIÉN EN SUR CORDOBÉS