Monseñor Uriona: "Que María tenga piedad de nosotros y nos libere de la pandemia”

guaschino 5

En este viernes 24 de septiembre, La Carlota concretó su festejo central en honor a la Virgen de la Merced, patrona de la ciudad. Las actividades previstas comenzaron a las 15 horas con una Misa que fue oficiada por el Obispo de la Diócesis de Río Cuarto, Adolfo Uriona, quien su homilía pidio a la Virgen que tenga piedad y libere al pueblo de la pandemia como así también de otras esclavitudes como las adicciones y el egosimo. De la celebración religiosa participó el intendente, Fabio Guaschino, junto a miembros de su gabinete municipal, como así también referentes de instituciones de la ciudad.

El Obispo Adolfo Uriona en su homilía destacó que las Fiestas Patronales marcan la vida de la ciudad y de “nuestros corazones”. Recordó que hace 284 años que la imagen de la Virgen está en la ciudad, “bendiciéndolo a todos con su presencia”.

Uriona destacó que la advocación a la Virgen de la Merced tiene su origen en España en tiempos muy difíciles. Tiempos donde los sarracenos invadían y se llevaban cautivos a los cristianos y a los musulmanes y así fue que muchas personas perdieron sus hogares “entonces la Virgen apareció y pidió que se fundara una nueva orden destinada a la liberación de los cautivos, de aquellos que estaban bajo el dominio de los sarracenos”. Orden que se inicia en la Catedral de Barcelona en el año 1218.

Agregó que quienes integraban esta nueva orden se ofrecían para ser encarcelados a cambio de la liberación de los cautivos. “Justamente la misión era liberar a los cautivos”.

Los Mercenarios, junto con los Franciscanos y los Padres Jesuitas “son los primeros que llegaron a nuestra América Latina, es decir una de las primeras ordenes que vinieron a evangelizar nuestro continente y específicamente en esta zona fue la primera orden que llegó y trajeron la imagen de la Virgen de la Merced”. “Entonces en las raíces de nuestra vida ciudadana, nuestra cultura esta María, está la fe cristiana”.

Y “esto es fundamental porque si un pueblo quiere caminar hacia un futuro tiene que mirar sus raíces y no desentenderse de ellas, y en las raíces de La Carlota está la presencia de nuestra madre la Virgen María”.

María que libera a los cautivos a través de la fundación de la orden, “María es también liberadora para nosotros…María al pie de la cruz, se toma muy en serio el mensaje y el pedido de Jesús de cuidar a sus discípulos…María entonces cuida de todos nosotros, de la humanidad en la historia y a lo largo de la geografía,  por eso fue apareciendo en distintos lugares en experiencias de cristianos en todo el mundo”.

Continúo diciendo que hoy María viene a pedir la libertad de los hijos de Dios, “Una libertad para el bien,  no una libertad que nos haga caer en una nueva esclavitud, por eso le tenemos que pedir a María que nos libere de esta pandemia,  que está terminando aparentemente,  pero que todavía está y que trajo tanto daño a nuestro pueblo de distintas maneras, desde la muerte hasta la situación económica y social”.

Agregó que es lo primero que tenemos que pedirle, “Que María nos libere, que tenga piedad de nosotros… y que nos libere de la pandemia”, sentenció.

Para agregar que también hay que pedirle a María que libere a todos de las esclavitudes en las cuales “fácilmente podemos caer en estos tiempos, como las adicciones, en una cultura egoísta cada vez más fuerte, que descarta aquellos que no sirve, como a los ancianos, enfermos, emigrantes, que nos libre de esa actitud egoísta  que nos lleva a mirar nuestro bien y no el bien de los demás…cuando una persona es libre en su corazón esa persona se entrega a los demás de una manera única, de una manera nueva”.

Luego, los fieles presentes realizaron una procesión junto a la imagen de la Virgen, que partió desde la plaza Manuel Belgrano, ubicada frente al templo parroquial y recorrió varias cuadras a cuyo paso los vecinos salieron a aclamar.

TAMBIÉN EN SUR CORDOBÉS