Schiaretti preocupado, pero no hará declaraciones públicas sobre la crisis del Gobierno Nacional

schiaretti-fernandez

El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, sigue con preocupación la crisis política desatada en el gobierno nacional por la renuncia de funcionarios kirchneristas. 

Trascendió que el mandatario decidió no pronunciarse públicamente sobre la situación por considerarla un problema interno de la coalición de sectores del peronismo que integran el oficialismo. 

Schiaretti espera que el problema se solucione pronto, advertido de la gravedad que tiene la prolongación de una situación como la planteada entre el Presidente y la vicepresidenta Cristina Kirchner. 

"Es necesario que se pongan a tratar de solucionar los graves problemas del país", dijo un vocero de Schiaretti al reiterar que el gobernador no hará declaraciones sobre la crisis.

TAMBIÉN EN SUR CORDOBÉS