A 133 años del fallecimiento del “Padre del Aula”

Especiales 11 de septiembre de 2021 Por Norma Peiretti
3608_20190911104914

Domingo Faustino Sarmiento nació en San Juan el 15 de febrero de 1811 y falleció en Asunción, Paraguay, el 11 de septiembre de 1888. En su homenaje se celebra hoy 11 de septiembre “El Día del Maestro”.
Este ilustre prócer es considerado un emblema de la educación no solamente en nuestro país sino también en América.

En 1943 se realizó la Primera Conferencia de Ministros y Directores de las Repúblicas Americanas en Panamá.
Allí se estableció como Día Panamericano del Maestro en las Américas el 11 de septiembre, fecha en que Sarmiento pasó a la inmortalidad. 

En 1945 el Presidente argentino Edelmiro Farrel adoptó dicha celebración para Argentina en reconocimiento al trabajo y disposición en el aula de toda la docentes que día tras día entregan un poco de su alma en las escuelas.
Sarmiento vivió su vida intensamente. Desempeñó múltiples funciones. Fue político, escritor, docente, periodista, diplomático, militar y estadista. Ejerció como Gobernador de la provincia de San Juan entre 1862 y 1864, Presidente de la Nación Argentina entre 1868 y 1874, Senador Nacional por su provincia entre 1874 y 1879 y Ministro del Interior en 1879.

Durante la Presidencia de Julio Argentino Rocca ocupó el cargo de Superintendente de Escuelas y logró la sanción de la Ley 1420 que estableció la educación primaria, universal, obligatoria, gratuita y laica. Esta ley de educación común fue la piedra basal del sistema educativo nacional.
En 1885 fundó el diario El Censor.

Sarmiento, el Padre del Aula, dedicó su vida a la lucha por la educación pública y también a fomentar el progreso científico y cultural de su pueblo.
Desde la Presidencia de la Nación realizó una vastísima obra educativa. Para garantizar la enseñanza primaria trajo desde Estados Unidos sesenta y cinco docentes. En 1870 creó la Escuela Normal del Paraná cuyo objetivo era forma maestros para escuelas comunes.

En la Universidad de Córdoba creó la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. También fundó la Biblioteca Nacional de Maestros, el Observatorio Astronómico de Córdoba, la Escuela Naval y el Colegio Militar de la Nación, entre otros.
Después de tanta dedicación en su paso por la función pública y con su salud ya deteriorada Sarmiento se trasladó a Paraguay.
A los setenta y siete años falleció tan pobre como había nacido.

Fue una de las principales figuras del siglo XIX. Polémico y contradictorio dejó una huella imborrable. 
A los docentes de nuestra patria un merecido y afectuoso reconocimiento por la labor cotidiana, la constante entrega, su dedicación a la niñez y por encima de todo el compromiso y la  vocación en la enseñanza que es su modo de vida. 

“El objeto más noble que puede tener el hombre, es ilustrar a sus semejantes” (Simón Bolívar)

TAMBIÉN EN SUR CORDOBÉS