Rindiendo homenaje al Padre de la Patria

Especiales 17 de agosto de 2021 Por Norma Peiretti
muni15-1

Hoy recordamos a uno de los próceres más grandes de nuestra historia: el General San Martín.
171 años han transcurrido de su paso a la inmortalidad.
Conocido como el Libertador de América; se caracterizó por ser un gran estratega militar, hombre de principios y defensor de la educación. 

Su inteligencia quedó de manifiesto a través de la claridad operativa y el poder organizativo de sus expediciones. Estas singularidades lo han hecho merecedor de prestigio y reconocimiento a nivel internacional.

En el día de la fecha se conmemora un aniversario más de su fallecimiento ocurrido el 17 de agosto de 1850 muy lejos de su patria, en Boulogne Sur Mer, Francia. Lo acompañaban su hija Mercedes, su yerno Mariano Balcarce y sus nietas

Sus restos fueron repatriados en 1880 y descansan en la Capilla Nuestra Señora de la Paz, ubicada en la Catedral Metropolitana, custodiado permanentemente por dos granaderos. 
"Desearía que mi corazón fuese depositado en   Buenos Aires", fue la voluntad póstuma del militar. 
José, hijo de los españoles don Juan de San Martín y de doña Gregoria Matorras, nació en Yapeyú, Corrientes el 25 de febrero de 1778.

Como su padre era militar debieron viajar a Europa cuando José tenía seis años. Realizó sus estudios en Málaga, donde se había establecido su familia y en 1789 se incorporó como cadete al Regimiento de Murcia. Siguió la carrera militar y alcanzó el grado de Teniente Coronel.

Combatió en el norte de Africa contra la dominación napoleónica y participó de las batallas de Bailén y de La Albuera.
En 1811 se retiró del ejército real y se embarcó hacia Buenos aires, la capital del antiguo Virreinato del Río de la Plata.

Ponerse al servicio de la independencia de los pueblos americanos era la alta misión que lo  impulsó a retornar.
Aquí desarrolló una destacada actuación militar y política. En 1812 creó el Regimiento de Granaderos a Caballo. Tuvieron su bautismo de fuego en el combate de San Lorenzo derrotando a los realistas ubicados en Montevideo.

En ese año contrajo matrimonio con María de los Remedios de Escalada con quien tuvo una hija llamada Mercedes.
Luego se lo nombró Jefe del Ejército del Norte en reemplazo del General Manuel Belgrano. 
Designado Gobernador de Cuyo, San Martín llevó adelante su proyecto de liberar a los pueblos americanos del poder colonial español.

El plan continental sanmartiniano fue aprobado por el gobierno de las Provincias Unidas de Rio de la Plata después de haber declarado la independencia el 9 de julio de 1816.
Al frente de su plan emancipador logró una de sus gestas más heroicas: el Cruce de los Andes y la liberación de Chile y Perú de manos de España.

Reclamado por el Director Supremo Don José Rondeau San Martín emprendió viaje hacia Buenos Aires.
En octubre de 1819 visitó a la guardia del Fuerte Punta del Sauce y aquí en  La Carlota tomó una decisión histórica: “no involucrarse en las luchas internas del país”. 
Regresó nuevamente a Mendoza y continuó con su plan libertador.

Porque somos una “Ciudad Sanmartiniana” rindamos hoy homenaje a quien se considera el Padre de la Patria. Fue ejemplo de honestidad, renunciamiento y lealtad a su palabra. Luchó sin descanso por la emancipación de un pueblo.

No renunciemos a su legado.
“Seamos libres y lo demás no importa nada” 

TAMBIÉN EN SUR CORDOBÉS