La película que le cambio la vida a vecinos de Villa María y alrededores

Opinión 06 de julio de 2021
el-matadero

Un centenar de personas ha revolucionado Villa María y los pueblos vecinos. Este movimiento atípico ha colaborado con la actividad de la hotelería y la gastronomía de la zona, un claro ejemplo de lo que el cine puede generar directa e indirectamente. Pero, además, una vez concluido este rodaje comenzará allí la filmación de El vasco, otra coproducción internacional. Un rodaje que va a poner la marca córdoba en el centro de la escena cinematográfica internacional.

La película Matadero, que encabeza la productora cordobesa Prisma Cine, con capitales de otras productoras de Buenos Aires y España, está dirigida por el cordobés Santiago Fillol, y es una adaptación del clásico relato de Esteban Echeverría.

Villa María y alrededores
Los peones que habitualmente trabajan en los campos de Villa María, participan de una ficción internacional, al igual que los matarifes del frigorífico de la zona. No son actores, pero actúan de lo que más saben, luego de haber trabajado algunos recursos para estar en pantalla.

Sin dudas, nunca imaginaron ser protagonistas de una película, pero el rodaje de Matadero que durante cinco semanas tiene lugar en Villa María y los alrededores ha cambiado la vida a varios.

Tampoco lo imaginó Lorenzo, propietario de la estancia La Negrita, quien cedió el casco del histórico edificio para la filmación. “No dudé un segundo en decir que sí cuando lo solicitaron, porque sé que es una ayuda para la cultura de Villa María. Si puedo dar una mano, eso es suficiente”, aseguró. La construcción de comienzos del siglo 20 es exquisita, tanto el casco que se encuentra en proceso de refacciones como el parque diseñado por Carlos Thays (el mismo del Parque Sarmiento). “Le estamos dando el valor que tiene, no económico sino histórico y cultural”, agregó.

El productor Antonio Pita destacó el desafío de filmar con muchas personas que no son actores profesionales: “Es riesgoso, porque muchas veces pueden jugar una mala pasada, las luces, el movimiento detrás de cámara”. Sin embargo, hizo hincapié en el trabajo previo, y en la elección en el elenco de actrices y actores de Villa María, Córdoba, Argentina y el exterior.

 La presidenta de la Agencia Córdoba Cultura, Nora Bedano, realizó un recorrido por el set, donde destacó la importancia de estas producciones culturales que dejarán una huella en la provincia. “Estamos muy felices. El hecho de poder trabajar en forma conjunta con espacios nacionales como el Incaa, nos permite atraer inversiones que son muy satisfactorias, y confirmar que hay que mirar el mundo audiovisual como una industria que se expande y a la vez exige. Exige mano de obra calificada, técnicos altamente preparados, y en las principales casas de estudio de Córdoba surgen profesionales con excelente formación”.

Bedano agregó que es un rol del estado potenciar los proyectos con una mirada federal, y así como ocurre en otras áreas de Cultura, el Polo Audiovisual Córdoba no ha perdido ese objetivo: “Con las sedes de animación en Unquillo, de producción regional en Villa María, de documental en Río Cuarto y de publicidad San Francisco, se cumple con el compromiso de una industria federal, que desde la sanción de la ley ha generado más de 4.500 puestos de trabajo”.

Jorge Álvarez, vicepresidente de la Agencia y coordinador del Polo Audiovisual, agregó que están en trabajos preliminares para la creación de un Centro Internacional de Subtitulado y Audiodescripción (CISA), y “con ayuda del Consejo Federal de Inversiones (CFI), estamos trabajando el estudio de prefactibilidad para el Centro Internacional de Guiones”.

Mientras el primero no tiene definida la ubicación, éste último podría instalarse en Traslasierra. “Este es un esquema único en el país, que explica también cómo se han conseguido resultados más rápido de lo que pensamos”, detalló.

TAMBIÉN EN SUR CORDOBÉS