La iglesia volvió a reclamar al gobierno nacional que se habiliten las misas sin limitaciones

General 01 de junio de 2021
Praveen-Lakkisettit

La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) volvió a pedir al Gobierno que habilite las ceremonias religiosas, limitadas por la segunda ola de Covid, al señalar que la ciudadanía necesita "acudir a algunos de los santuarios" para experimentar "la ayuda de Dios".

"¿Qué ayuda a mantener encendida la esperanza en este tiempo tan dramático que vivimos? Con claridad lo decimos: la dimensión trascendente y religiosa de la vida. Así lo expresa y tiene necesidad de hacerlo nuestro pueblo", sostuvo la CEA en un comunicado firmado por Oscar Ojea, presidente de la institución, Mario Poli, arzobispo de Buenos Aires, Marcelo Colombo, arzobispo de Mendoza y Carlos Malfa, obispo de Chascamús.

"Ella constituye el horizonte de muchos argentinos y los llena de fortaleza, consuelo y esperanza. Aún para muchos que habitualmente no participaban de celebraciones y encuentros religiosos, la enfermedad y la muerte cercana de algún ser querido, así como la angustia y la desesperanza, se revelan como momentos difíciles que la fe ayuda a afrontar con mayor fortaleza", se agregó en el texto. Al respecto, los religiosos indicaron que "la mejor política arraigada en el pueblo, es también la que reconoce la importancia de la espiritualidad en la vida de los pueblos".

Los representantes de la Iglesia plantearon que "desde el 20 de marzo de 2020" (inicio de la pandemia) entendieron y acompañaron "las disposiciones sobre el cuidado de la vida y de la salud de todos", pero señalaron que también constataron que "nuestro pueblo, ante esta terrible incertidumbre, necesita vivir la dimensión comunitaria de la fe en estos momentos significativos de su vida".

"Así, poder dar cristiana sepultura a los seres queridos, como tener los espacios de oración y celebración de fe, nos fortalece en medio de la crisis en estos tiempos de soledad y aislamiento, de duelo y angustia por lo incierto del futuro", remarcaron. "Por eso necesitamos rezar, acudir a algunos de los santuarios donde alguna vez hemos experimentado con fuerza la ayuda de Dios o pedir la contención espiritual del ministro religioso. En estos casos, contemplamos con gratitud cómo la vocación sacerdotal y religiosa, no presentan reparos a la hora de estar con el que sufre".

Por último, la Iglesia recordó que "ha adoptado todas las normas que eviten la difusión del Covid-19″ y que hay ejemplos en comunidades en donde "se han ido perfeccionado los protocolos, los cuidados y sobre todo el sentido de responsabilidad social de ministros".

El pedido de la Iglesia se difundió luego de varias semanas en las que la ciudadanía no pudo acudir a las iglesias, debido a las nuevas restricciones que se establecieron para intentar frenar la suba de contagios.

TAMBIÉN EN SUR CORDOBÉS