En los viejos galpones del ferrocarril de Canals, artistas retratan significativos fragmentos de la historia del pueblo

General 17 de enero de 2021 Por Redaccion
el alma del pueblo

En el extenso predio de la estación del Ferrocarril de la localidad de Canals, las intervenciones artísticas se suceden unas tras otras. De a poco y con el paso de los días, cada rincón se fue convirtiendo en espacios significativos que permiten sentir la historia de un pueblo. La plaza de la Mujer, la plazoleta que recuerda a los héroes de Malvinas, la senda saludable, el parque de los niños con todos sus juegos infantiles nuevos, los viejos galpones que en un futuro cercano serán cobijo de un centro artístico-cultural, y el ambicioso proyecto de un lago sustentable. Intervenciones que además permiten el encuentro, cada fin de semana, de artistas y vecinos, que comparten la tarea de embellecer lo que la historia dejó. 

Por estos días, y dando continuidad a un evento que se ha denominado "Canals es Cultura. La Vida es Arte", y que tuvo su inicio el pasado 12 de diciembre, cuando se pintó una de las paredes de los galpones recordando el paso del tren entre girasoles, y que este fin de semana, entre los días sábado 16, domingo 17, los  artistas de la localidad e invitados de otras regiones, dejarán plasmada la imagen de Arturo López Dozo.

Arturo López Dozo, llamado el abogado de los pobres, fue un periodista que en cada página escrita de su diario llamado “El Alma del Pueblo”, le puso voz a aquellos temas que otros decidían callar. Un periodista que, un 13 de enero de 1924, denunciaba en su periódico, la corrupción en la que estaba sumergido su pueblo.

Y por esto, decidió promover una intervención y los revolucionarios se agolparon en la plaza principal, pero al caer la tarde la policía los desalojó.

Luego de este intento revolucionario, Arturo López Dozo se fue y al tiempo volvió a su pueblo y continuó con su actividad periodística y con él, nuevamente el aire se llenó de voces de denuncias de corrupción.

En un artículo publicado en la Voz OnLine, un 2 de noviembre de 2002, se expresaba, “En el número seis, denunció al comisario Bilbao, al juez de Paz, González, y al sargento Cheade, por abuso de autoridad y salvajismo. Un día cualquiera, cuando volvía de La Carlota, donde imprimía el diario, y estaba pronto a bajar del tren, fue herido de muerte por la espalda”.

Y continúa, “El asesino, Javier Tissera, “capaz de las peores hazañas” según un diario de la época, se declaró culpable y admitió que había sido contratado por González, Bilbao y Cheade. El museo tiene un rincón dedicado a López Dozo, el rebelde, el caudillo, el hombre del que sólo existe una foto y una triste historia”.

Además, en una entrevista que La Mañana de Córdoba le realizó al historiador Roberto Ferrero, cuenta de manera detallada lo que ocurrió ese día, que denominaba la "mini revolución": Dentro del plan de pequeños alzamientos comunales coordinados, López Dozo comandó, en enero de 1924, el de Canals –que fue finalmente el único que se concretó-. Durante casi 48 horas la gente comandada por él (150 hombres) tomó la comisaría y retuvo a un estanciero, a quien se le exigió la entrega de algunas reses que fueron faenadas y repartidas entre la tropa y población pobre del lugar. Pero en poco tiempo la sedición fue aplacada por fuerzas represivas policiales. Algunos de los dirigentes se fugaron, otros, como López Dozo, fueron a prisión. Su periódico entonces vio suspendida la tirada. Pero pese  a estar encarcelado logró desde la prisión fundar un partido con varios seguidores. Recuperada la libertad retomó la actividad periodística.

Esa historia de López Dozo, quienes mucho han escrito, es a quien los artistas plásticos están retratando en los galpones del ferrocarril.

Iván Ferreyra, es uno de los artistas que, a través del evento “Canals es Cultura. La Vida es Arte”, que lleva adelante el estado municipal, pone en práctica junto a otros artistas y vecinos, esos encuentros con el arte.

En una de sus columnas escritas en la Web Eccos Multimedios, del pasado 9 de febrero del año 2020, escribía al respecto de López Dozo.

“Regando la memoria.  La geografía de los días felices. Si alguna vez Canals tuvo una revolución o la tendrá siempre iremos a buscar la memoria de este periodista y abogado que lo mataron cuando se bajaba de un tren trayendo el diario que iba a imprimir a La Carlota.

Sí a las personas las miden los enemigos que tiene, López Dozo peleaba contra los cuatreros y contra los de traje y corbata que se creen que la honestidad y el honor se compran por kilo. Pronto se estará filmando un documental sobre la historia de este revolucionario de hace cien años que habitó las calles de nuestro pueblo. La revolución es un sueño eterno. La felicidad está en la memoria”. 

mini revolucion

TAMBIÉN EN SUR CORDOBÉS