La justicia investiga ahora negligencia médica o impericia en la muerte de Maradona

General 29 de noviembre de 2020
65ISOEQZTVDNBIOE5W3YJU3JQE
Maradona y su médico antes de la última operación

Orlando Díaz, juez de garantías de San Isidro, requirió a través de un exhorto a la Justicia de la ciudad de Buenos Aires el allanamiento en la casa y el consultorio privado de Leopoldo Luciano Luque, neurocirujano y el último médico personal de Diego Maradona antes del fallecimiento.

Las actuaciones se realizaron durante la mañana de este domingo en el domicilio ubicado en la calle 30 de septiembre de Adrogué, donde vive el profesional de 39 años, y en el consultorio privado emplazado en la intersección de la avenida Libertador y Juramento, en el barrio porteño de Belgrano.

La Justicia encara una investigación por supuestas irresponsabilidades en el cuidado del paciente desde su internación en la clínica Ipensa de La Plata, donde se internó el 2 de noviembre para realizarse chequeos generales por un evidente deterioro en su salud. Luque habló, por entonces, de un cuadro de deshidratación y de anemia: especificó que no comía y que estaba psicológicamente mal.

La sospecha ahora es de homicidio culposo y llega tras a las declaraciones testimoniales que ayer tomaron a Dalma, Giannina y Jana, las tres hijas de Maradona. Los investigadores, en procura de indagar sobre las causales de muerte, solicitaron la historia clínica, los detalles de su tratamiento y del posoperatorio luego de haber sido intervenido por un hematoma subdural en su cabeza y de su cuadro de abstinencia. Buscan corroborar presunciones y las sospechas vertidas por sus hijas, saber qué medicamentos le recetaban.

TAMBIÉN EN SUR CORDOBÉS