Padre Ariel: "Éramos como hermanos, nos acompañamos en la ordenación sacerdotal y en la primera misa"

General 29 de octubre de 2020
123240036_3378574925553635_6608773272832075073_o
Gentileza: FM Identidad Sampacho

El sacerdote asesinado en Vicuña Mackenna fue inhumado en la jornada de este miércoles tras una Misa en el Santuario de La Consolata de la localidad de Sampacho. Allí, el padre Ariel Príncipi dedicó unas palabras a Jorge “Coqui” Vaudagna ya que compartieron momentos de formación en el seminario. “Al haber vivido juntos la vocación, éramos como hermanos, nos acompañamos en la ordenación sacerdotal y en la primera misa. Hoy esos recuerdos se agolpaban mucho en mi mente y mi corazón. Espero poder llorar en paz a mi regreso porque hace muy bien llorar. El llanto purifica y libera, humanamente hay que hacerlo”, le dijo a FM IDENTIDAD.

Para Ariel, el padre “Coqui” era un inquieto de Dios, tenía un espíritu muy creativo. “Le doy gracias a Dios por haberlo tenido como compañero de camino en este mundo”.

“Tenemos que perdonar a los agresores de esta muerte injusta sabiendo que el perdón es la gracia que nos dio Jesús en la cruz. Es duro perdonar pero es una gracia. Vamos a tener que rezar y rezar por los hermanos de Vicuña Mackenna porque es muy duro que le maten a su cura. Yo le pido a la gente que lo llore porque el llanto libera, pacifica el corazón, nos da esperanza y podemos caminar juntos para encontrarnos con “el Coqui” en el cielo”, finalizó.

TAMBIÉN EN SUR CORDOBÉS