SUR CORDOBÉS SUR CORDOBÉS

Nadia Podoroska: una rosarina con vetas canalsenses

Especiales 11 de octubre de 2020 Norma Peiretti
podoroska-dedo-arriba_862x485

Tenista profesional argentina de ascendencia ucraniana. Luchadora incansable que logró posicionarse como semifinalista en el Abierto de Francia Roland Garros.
Desde 1928 este torneo se denomina de esta forma en homenaje a un pionero de la aviación francesa y piloto de combate durante la primera guerra mundial.
Nadia, “La Peque”, nació en Rosario pero su familia está relacionada con Canals. Sus abuelos residentes en esta localidad tuvieron cinco hijos: Juan José, Gloria, Marcelo, Cecilia y Analía.
Marcelo, su papá, se radicó en Rosario y allí desarrolla su vida familiar y laboral junto a su esposa Irene y sus otros hijos Iván y Priscilla.
También es importante mencionar otro vínculo familiar.  Es sobrina nieta del Presbítero Basilio Podoroska ya fallecido. Fue un sacerdote que llevó adelante una activa asistencia espiritual y social en las comunidades de Canals, Pueblo Italiano, La Cesira, La Carlota, Ucacha y Río Cuarto. 
“La Rusa” o “La cenicienta de Roland Garros” como también la llaman alcanzó algo que no había hecho antes ninguna tenista, ni argentina ni de todo el mundo: ser la primera en llegar a semifinales habiendo accedido desde la Qualy (Torneo de preclasificación que se juega una semana antes de cada evento para que jugadores con ranking no tan favorable puedan acceder al cuadro principal).
La tenista argentina comenzó a jugar la Qualy del torneo rankeada en el puesto 137 y tras ocho victorias consecutivas ingresó en el top 50. Lo logró a través de un exquisito juego y de un trabajo mental y emotivo controlado.
A los cinco años ya expresaba predilección por la raqueta. Su vocación se fue profundizando y sorteó innumerables obstáculos: desde entrenar en una silla de ruedas por lesiones en una de sus rodillas hasta dormir en aeropuertos para disminuir gastos.
Surgió del Club Fisherton, igual que Luciana Aymar y tiene a Gabriela Sabatini como referente.
Diestra con revés a dos manos, Nadia ganó Medalla de Oro en los Juegos Panamericanos de Lima. En 2018 decidió mudarse a España para estar cerca de los torneos de Europa.
Y así fue logrando sucesivos triunfos hasta brindarnos la gran alegría de verla jugar en Roland Garros. Y así aliviar un poco la incertidumbre y la angustia que nos provoca esta pandemia que parece no encontrar fin. 
Su sueño final no se pudo concretar pero su paso por el polvo de ladrillo de París dejó una huella imborrable.
Ha sido reconocida y felicitada por los mejores tenistas del mundo. La  humildad, el talento y la responsabilidad son cualidades inherentes a su persona. Su desempeño en este deporte que conjuga cuerpo y mente escribe una página de gloria y ejemplo para el mundo del tenis.
Sus abuelos, José y Nilda, desde alguna estrella estarán aplaudiendo a Nadia y la estarán abrazando con amor celestial.

Este artículo cuenta con la aprobación de un familiar de Nadia para ser publicado.

TAMBIÉN EN SUR CORDOBÉS

Lo más leído en las últimas horas

Avanza la construcción de la escuela ProA de La Carlota. En el centro de la ciudad se llevan a cabo los trabajos del nuevo edificio del centro educativo de nivel medio que tiene orientación tecnológica.