SUR CORDOBÉS SUR CORDOBÉS

SUCEDE AHORA: Bomberos voluntarios de La Carlota asisten a un incendio de pastizales declarado en inmediaciones de la Ruta Nacional 8 vieja

Bruno: “No podíamos esperar a que pase la pandemia para empezar a hacer algo por la comunidad”

Política 27 de agosto de 2020
edgar bruno 1

El intendente de Canals, Edgar Bruno en una nota concedida a Sur Cordobés, habló de estos casi nueve meses de gestión. Meses donde la realidad dio un giro inesperado. La pandemia de coronavirus había llegado justo cuando aquellas promesas de campaña empezaban a hacerse realidad.

Hubo que doblegar esfuerzos. Ambas situaciones merecían atención. Primero se concentraron en abastecer de insumos al Hospital San Juan de Dios y a la compra de una ambulancia de última generación, como también a diseñar estrategias para evitar que el virus no ingrese a la comunidad, con instalaciones de puestos sanitarios y controles comunitarios.

Luego, observaron cada uno de los puntos de la plataforma de campaña, y accionaron con el claro objetivo de renovar una imagen de comunidad. Una comunidad que se veía “triste, añeja, desorganizada”. Bruno fue contundente al señalar que no podían esperar a que pasará la pandemia para empezar a hacer algo por la comunidad, “porque, según mi análisis y el de muchos, esta crisis sanitaria, hasta que la vacuna no esté, seguirá entre nosotros, y los cuatro años de gestión se pasan volando”.

Edgar Bruno asumió al frente de la Municipalidad de Canals hace aproximadamente nueve meses, y a pocos días de haber asumido, concretamente el 20 de marzo, aquellas ansias de llevar a la práctica aquellas promesas de campaña, con miras a revertir la imagen de un pueblo que, a su entender, era “triste y añeja”, se vieron por momentos opacada, porque la realidad dio un giro inesperado. 

La pandemia de coronavirus hizo que se fueran fusionando acciones para evitar que el virus ingresara a la comunidad, al tiempo de planificaciones tendientes a dar una nueva imagen a la comunidad.

Tareas por cierto que requirieron mayores horas de trabajo, mayor esfuerzo ante demandas que parecían surgir de cada lugar que se mirara.

Canals trabajó en los dos frentes, por un lado, la pandemia y por otro las promesas de campaña que había que empezar a cumplir.

Ante la pregunta de cómo hizo para no frenar obras en momentos en que la pandemia comenzaba a amenazar la tranquilidad de todo un pueblo, dijo que el ser nuevos en una gestión, el tener un equipo de trabajo de jóvenes profesionales, el haberlos acompañado la economía hicieron que, a pesar de tener que doblegar esfuerzos, “empezáramos  desde el minuto cero a poner en práctica lo prometido en campaña”.

Esos frentes de trabajo pasaron primero por el área de salud, donde se invirtió en la compra de una ambulancia de última generación, la construcción de un nuevo dispensario para la atención primaria de la salud en el Barrio Norte, compra de insumos en insumos de prevención,  test rápidos. y próximamente está en proyecto la compra de un sillón de parto, además de digitalizar el equipo de Rayos X del Hospital San Juan de Dios.

El mandatario señaló que hubo que prepararse para la llegada de la pandemia, al tiempo que señaló que no podían esperar que la misma pasara para “poder hacer algo, porque, según mi análisis y el de muchos, esta crisis, hasta que la vacuna no esté, tendremos este problema entre nosotros, y los cuatro años de gestión se pasan volando”.

Agregó que esta pandemia trajo aparejado un desgaste extra y “la sociedad a veces cree y entiende que el intendente es el responsable si el virus entra, pero es una pandemia mundial y que nadie la ha podido parar”.

Asimismo se trabaja y mucho, “por ejemplo, la secretaria de salud, la Doctora Marisel Noello, que sin dudas ella no ha podido trabajar sobre el tema de la prevención y otros programas que estaban en proyecto, pero está muy abocada a lo que es el coronavirus, y  hace un trabajo excelente, está en cada cuestión por más mínima que sea, viendo que persona ingresó a la comunidad, el seguimiento, el tema de los aislamientos, es decir es un trabajo fantástico y creo que también más allá del factor suerte, se está viendo un trabajo de la secretaria, que ha permitido que sigamos siendo zona blanca”.

El resto de las secretarias que conforman el estado municipal, están todas en funciones, “poniendo en práctica un montón de proyectos que hacen que la comunidad siga avanzando”.

Señaló el área de ambiente donde se está trabajando en un programa de reciclado, “y solo nos quedó trunco este año, el tema de la concientización que íbamos a hacer en las escuelas sobre el tema, que para nosotros era fundamental”.

Pero, “ya pusimos en práctica este programa que forma parte de la Comunidad Regional Unión, siendo el segundo departamento que más avanzado está en toda la provincia de Córdoba en este tema, donde Canals va a tener un Centro de Transferencia, y las comunidades traerán sus residuos para ser procesados y ser reciclados y aquella basura que no sirva será trasladada al Centro de Disposición Final que estará en Pascanas”.

Antes de que los residuos lleguen al Centro de Transferencia hay que hacer todo un proceso de selección previo, “que se hará en un tinglado, para lo cual ya estamos preparando el terreno”.

Hasta el momento “hemos avanzado en aquellos puntos que existen en el pueblo para que el vecino pueda depositar todo lo que es plástico, que viene funcionando muy bien y también hemos pedido que aquel que tiene la voluntad, pueda llevar plásticos, cartón, papel, que nos ha permitido estar ya próximos a la segunda venta, que implica un ingreso de más de 100 mil pesos para el estado municipal”.

Este trabajo, “nos permite soñar con generar algunos empleos, pero todo es un proceso y lleva tiempo”, agregó.

Otro de los proyectos en marcha es el Vivero, “que se está construyendo en un viejo terreno de la terminal, y en la huerta van a trabajar todas aquellas personas que vienen al estado municipal a buscar ayuda social, por ejemplo, si un vecino necesita de una garrafa de gas, se la daremos, pero tendrá que ir dos a tres horas a la semana a dar una mano en la huerta”.

En relación a esta modalidad de la contraprestación, Bruno señaló que la gente ha reaccionado de diferentes maneras, “hay vecinos que no tiene problemas, pero otros, cuando se lo planteamos, no vinieron a pedir más ayuda al municipio”.

En este sentido agregó que la gente tiene que entender que está generando algo que puede llevar a su hogar “y lo más importante es que los hijos puedas observar este trabajo que dignifica a sus padres, sino terminan creciendo en una cultura en donde parece que las cosas se logran sin esfuerzo y no es así, hay que educar en la cultura del esfuerzo a los hijos…la gente debe entender que no hay nada gratis”.

Otro de los frentes, y quizás el caballito de batalla del actual intendente, es la remodelación de la  vieja estación del ferrocarril, “yo siempre le comenté a los canalsenses que tenía la posibilidad de andar en muchos pueblos de Córdoba, y observaba que en casi en todos había intervenciones en esos lugares, y acá esta eso virgen, salvo el Paseo de la Mujer, y la Plazoleta de Malvinas, lo otro es todo un predio que no estaba siendo utilizado y me parece que hacer algo ahí permite unir el pueblo, y será un lugar que no solo nuestra gente lo utilizará porque creo que vendrá gente de la zona a pasar el día ahí”.

En ese inmenso espacio, en un primer momento está en marcha un plan que implica intervenir todo el sector norte, “ya nivelamos el terreno y ahora estamos construyendo senderos, y desde la calle Urquiza hasta donde era la sede de la policía, será el área saludable con ocho aparatos que ya compramos, con nuevas luminarias, palmeras  y la casita del ferrocarril será restaurada, y al frente pondremos adoquines y una fuente para que quede comunicado con lo que será el nuevo parque con juegos para niños, que también ya hemos comprado”.

Señaló que es necesario contar en los pueblos con espacios donde la gente pueda disfrutar, “ves que durante los fines de semana las plazas están llenas, porque no hay otros lugares, y es ahí donde hay que intervenir, en esos espacios verdes, y esto es lo que hay que tener en cuenta”.

Pendiente, por estar atravesando tiempos de distanciamiento social por la pandemia de coronavirus, quedará la puesta en funcionamiento de varias nuevas áreas de cultura en esa casona del ferrocarril y en un galpón que hace días la municipalidad pudo recuperar.

Esta área con la puesta en funcionamiento de varios talleres culturales, el trabajo del Gabinete Educativo, el presupuesto participativo, eventos deportivos, culturales, son algunas cuestiones que quedarán pendientes, a la espera.

En relación al Gabinete Educativos dijo, “es fantástico porque es el municipio ayudando a las escuelas en la cuestión de la igualdad, porque me parece que muchos problemas que este país tiene, como la delincuencia y demás, están directamente relacionados con la falta de educación, y aportar desde el estado para dar igualdad en educación, es maravilloso”.

Y del Presupuesto Participativo, “del que tanto hablé, lamento no poder llevarlo a cabo, porque no podemos armarlo formalmente, es decir ir todos los meses a un barrio, escuchar a los vecinos, conocer cuál es la obra prioritaria que necesitan para poder incluirla en el próximo presupuesto, pero no se puede porque implica reuniones masivas con la gente”.

Los eventos deportivos, las fiestas patrias, “hubiese sido hermoso por ejemplo poder haber realizado los sábados a la tardecita en la plaza, espectáculos con artistas locales, grupos de baile, para que muestren las cosas que hacen”.

A pesar de estas cuestiones que no pueden realizarse, que han quedado truncas, Bruno dice que para otras no hay excusas, “estoy convencido que los cuatro años se vuelan, se van, el tiempo se pierde, y hay que seguir accionando”.

Bruno, mientras habla de proyectos puestos en marcha y de aquellos que deberán esperar, no deja de mencionar su permanente accionar en las calles de la localidad. Sale, junto a vecinos y a su gente de las distintas áreas, a pintar plazas, veredones, a recoger la basura en las madrugadas, y según dice, eso es lo que aprendió de quienes le enseñaron sus primeros pasos en el andar de un funcionario.

Entre estos recuerda a José Manuel de la Sota, que lo primero que le encomendó fue, “pintar la escuela Libero Pierini en la ciudad de Río Cuarto, y el haber luego estado en el Banco de la Gente del Gobierno de Córdoba, donde se trabajó siempre desde el hacer bien al otro, el ser solidarios, fui aprendiendo este accionar”.

Aclara que es necesario salir a las calles y accionar junto a los vecinos, y entre todos colaborar en mejorar el pueblo, “hay vecinos que han comprado luminarias, porque vieron que el estado municipal empezó a colocarlas y decidieron colaborar”.

“Esta en el pueblo esto de decir, ayudemos, y siempre les digo que un pueblo limpio y ordenado no es porque un intendente trabaja o porque la municipalidad funcione bien, sino que tiene que haber un aporte y compromiso de todos…todos están pintando el frente de sus viviendas, sacando los residuos cuando se debe hacer…”, aclaró.

Para agregar que, ve un cambio en el accionar de la comunidad, de los vecinos, “estaban acostumbrados a que, por ejemplo, los residuos lo sacaban cualquier día a cualquier horario, y fueron tomando conciencia, y a pesar que al principio costó y me valió críticas, estos cambios hoy están”.

En un inicio, “cuando asumimos la gestión, decíamos observar un pueblo gris, triste, añejo y hoy vemos luminarias nuevas en los ingresos, en el centro, la Avenida Malvinas cambio un montón”.

Reiteró que todo este cambio es gracias a un trabajo de toda una comunidad, “es necesario que todos colaboremos…y me pone muy bien cuando la gente se interesa, responde, pero he notado un cambio muy notable, se han dado muchas cosas que no se daban en Canals”.

Menciono problemas históricos de Canals, como desagües, los eucaliptos de 30 metros de la calle Ingeniero Olmos, los camiones varados en los ingresos, “son todos problemas viejos que ya estamos dando soluciones”.

Promesas de campaña fueron muchas, “porque cuando uno promete en campaña siempre lo hace demás, pero eso no quita que luego te olvides de lo que dijiste…y las promesas son para ser implementadas en cuatro años”.

“Pero apenas asumimos, agarramos cada uno de los puntos de nuestra plataforma política y tratamos de empezar a trabajar en cada uno, y en otros que fueron surgiendo como por ejemplo la necesidad de la compra de una ambulancia que ni siquiera teníamos en los planes…o por ejemplo la construcción de la salita de primeros auxilios, que había dicho que la iba a terminar casi al finalizar el mandato…”.

Canals necesita mucho más, “necesita pavimento, se ha quedado en el olvido, salvo Amatriaín, los futuros gobiernos hicieron cosas muy mínimas y este año creo que podremos hacer dos o tres cuadras, tenemos un proyecto con la Nación que creemos que podremos tener novedades por septiembre u octubre, que comprende 20 millones para la zona Sur, de adoquines”.

Además, “viviendas, que empezaremos con 20 aproximadamente, y ya tenemos algún dinero guardado, otro tema es las cloacas, y el gas porque todo lo que hizo la gestión de Peiretti en la obra de gas, la tenemos que pagar nosotros, la gestión anterior no saco ningún peso para pagar ninguna etapa del gas, y es un crédito leonino…hoy consume más de 600 mil pesos de interés de la coparticipación y estamos atados, espero pagar para poder soñar”.

Por ultimo dijo que todo está en marcha a pesar de días difíciles y complejos, “pero hay que seguir, en esto hay que estar preparado para poder ser fuertes, no solo por realidades complejas, sino también ante una oposición que a veces instala cosas que no son ciertas… cosas que desgastan, y cuando eso ocurre, se te van las ganas…y te vas a tu casa más temprano de lo que corresponde, pero yo no estoy cansado y jamás me desgastarán esas cosas, y seguiré trabajando, porque me gusta andar, me gusta estar”.

“Es lo más lindo que me ha tocado hasta ahora en mi carrera política, ser intendente es fantástico porque decidís, proyectas, armas equipos, ves logros, y se logran cambios, y no tendría por qué hacerme daño, y a veces el daño viene cuando no estás preparado y te afecta mucho cuando empezar a escuchar cosas que no son ciertas…pero no salgo a contestar, porque no podes vivir, no podes gobernar,…hoy las redes sociales le han cambiado la vida totalmente a los intendentes…hoy se rompe una bombita de luz en un barrio y antes quedaba ahí nomás, hoy todo el mundo se entera…y las redes se prestan para que muchas cosas se instalen…pero la cabeza de un intendente debe estar en hacer cosas, en ver como se hacen casas, como se intervienen espacios verdes, y no perder el tiempo en responder mensajes en las redes,…porque eso no es gobernar”, concluyó el intendente de Canals.

 

TAMBIÉN EN SUR CORDOBÉS

Lo más leído en las últimas horas

Avanza la construcción de la escuela ProA de La Carlota. En el centro de la ciudad se llevan a cabo los trabajos del nuevo edificio del centro educativo de nivel medio que tiene orientación tecnológica.