El intendente de Pascanas negó que haya persecución política contra los empleados cesanteados

General 31 de enero de 2020
filipponi

En la jornada del martes 28, referentes del Sindicato de Trabajadores Municipales de la localidad de Pascanas, junto a trabajadores municipales, realizaron una asamblea frente al Hospital y al Palacio Municipal, para reclamar la reincorporación de dos trabajadores y el pago de sueldos en tiempo y forma.

Rodolfo Filipponi, intendente de dicha localidad, al momento de dicha asamblea, no se encontraba. A su regreso en declaraciones a la prensa dijo sentirse sorprendido por este accionar del gremio porque siempre fue recibido sin necesidad de solicitar audiencia. Reconoció el derecho de los trabajadores a reclamar, aunque puso en duda la modalidad al expresar que se protestó "trayendo a  20 o 30 personas de otro pueblo" a gritarle cualquier cosa en la puerta y a pedirle que salga a la calle, sabiendo que él se encontraba de vacaciones.

Ante esto dijo: "hoy estoy y si quieren venir salgo a la calle, y no para hacerme el guapo porque no me ando escondiendo y estoy un poco cansado… tengo un poco de hartazgo y molestia, pero cada uno elige su método, yo estoy educado y acostumbrado de otra manera”.

Rodolfo Fillipponi, en la entrevista concedida a Jorge Neira, trabajador de medio de dicha localidad, señaló que respeta el derecho que tienen los trabajadores y los gremios para plantear sus reclamos, como también de realizar asambleas. “Es un derecho constitucional de reclamar ante las autoridades, así que desde ese punto de vista no tengo nada que objetar, que se movilicen de la manera en que lo crean más conveniente”.

Continuó diciendo que la sorpresa es porque la semana anterior a su viaje “de vacaciones”, mantuvo un dialogo “concretamente con Daniel Bustos y Roberto Campos, sobre los temas que plantean y en función de eso, íbamos a seguir conversando”.

Cabe recordar que el titular de la entidad gremial, Daniel Bustos, había señalado al momento de la asamblea: “Nos estamos haciendo presentes con todas las filiales porque hemos tenido la mala suerte de que hayan sido cesanteadas dos compañeras del Hospital… esto es en repudio a la situación que se vive por estas horas en el municipio con estas dos trabajadoras”.

Y continuó diciendo, “Creo que se han avasallado todos los derechos, estos señores no se pueden creer dueños de la verdad y dueños de la democracia. No se puede cargar contra los trabajadores porque tengan ideas políticas distintas…Hemos tenido una reunión con él (Filipponi) y nos ha mentido. Nos dijo que había 8 personas que quedarían sin trabajo. Resulta que una persona de calle y estas dos personas fueron las únicas despedidas…Que lo entienda el pueblo de Pascanas, esto es totalmente político y estas cosas no la vamos a permitir. En el año 1983 volvimos a la democracia y hoy parece que estuviéramos en un régimen militar porque no se puede pensar distinto”.

Ante estas expresiones, Filipponi dijo que no era su intención dar una opinión sobre las declaraciones de Daniel Bustos, “porque como cualquier ciudadano tiene todo el derecho de opinar de otra persona o de un funcionario de la manera que lo crea conveniente”.

Pero que rechazaba de manera contundente cuando se habla de persecución política, “lo rechazo de plano, no hay nada de eso en el medio puesto que es un derecho que le compete al intendente, la renovación o no de contratos y de convenios”, aclaró.

Agregó que no son contratos, sino convenios de programas laborales municipales, “y no es ninguna decisión simpática que tomo, no es nada agradable no renovar la situación laboral de las personas, sé que es la parte amarga que toca y no son las decisiones que uno desearía”.

Justificó esta decisión de no renovación de convenios a la situación actual que no fue generada por su gobierno municipal, sino  “por el descalabro en el cual quedó la economía de todo un país que impacta en toda la provincia y en todos los municipios,  de manera más o menos gravosa”.

Destacó que en el municipio de Pascanas se lleva adelante una administración austera, donde no hay ningún gasto superfluo, con un tribunal de Cuentas que de manera permanente corrobora y controla los gastos “y como siempre lo he dicho están abiertas las planillas, los números para todo ciudadano que quiera verificarlo”.

Ante esto, señaló que tiene la tranquilidad de saber que no hay ninguna persecución política ni de apriete a ningún personal municipal por parte del ejecutivo, “en todo caso si hay apriete vendrá de otro lado pero no de nuestra área de gobierno”.

Reiteró que la no renovación de los convenios tiene que ver con una cuestión presupuestaria, de una situación grave y difícil desde el punto de vista económico que comenzó a tener un impacto muy fuerte a partir de mediados de año y se fue haciendo más complicado hacia finales del año 2019, “y principio de 2020 con el tema de aguinaldos y demás que nos ha hecho la situación muy complicada y nos ha generado atrasos en los pagos correspondientes”.

Por lo tanto, “que Daniel Bustos me considere un mentiroso y que considere que soy un pésimo administrador, es su opinión y que lo plantee como a él mas le guste, acá siempre ha tenido las puertas abiertas y si considera que en algo se le faltó a la verdad,  tiene todas las posibilidades de hablarlo como corresponde en el ámbito que siempre lo hizo”.

Insistió que no hay ninguna persecución política y nada que tenga que ver con alguna cuestión particular sobre las personas, y reconoció que era cierto que los sueldos se están pagando  más tarde, “por lo que es un reclamo legítimo pero que lamentablemente no lo puedo solucionar en la medida en que la plata que llega de coparticipación es poca, y lo saben perfectamente en el gremio porque sé que tienen un excelente vínculo con la oposición política”, 

En este sentido reconoce la deuda que tiene con el sindicato, porque siempre fue su prioridad el hecho de que los empleados cobren el sueldo antes que otro “tipos de cosas, y las deudas con el sindicato las vamos a ir regularizando en la medida en que los recursos vayan mejorando en los próximos meses, cosa que creo que va a ir sucediendo en la medida en que el país se vaya poniendo de pie a través del nuevo gobierno nacional que está haciendo todo el esfuerzo posible para levantar al país después del desastre que dejó el ex presidente Mauricio Macri”.

Agregó que la municipalidad no tiene una maquinita para hacer billetes y que por lo tanto van haciendo y cumpliendo con todos los requerimientos en la medida en que los recursos les alcancen,  “para llegar a la normalidad que tuvimos durante ocho años”.

Tal como ocurrió en el mes de enero con el pago de los sueldos, que hoy  31 recién se ha terminado de hacer frente, aclaró que no tiene dudas que pasará lo mismo en febrero porque “la venimos remando en dulce de leche para afrontar compromisos,…así que las soluciones inmediatas no van a ser tan sencillas de darlas”.

Por último dijo que ante las opiniones que descalifican  no iba a dar opinión, pero si ante los reclamos que son validos.

A pesar de avalar el derecho a reclamo por parte de los trabajadores, Filliponi puso en duda la forma de hacerlo cuando expresó “si alguno elije que la forma de reclamar es traer 20 o 30 compañeros de otro pueblo a gritarme cualquier cosa en la puerta y a pedirme que salga a la calle cuando saben que no estoy en la localidad…”.

“Hoy estoy y si quieren venir salgo a la calle, y no para hacerme el guapo porque no me ando escondiendo y estoy un poco cansado de una fotos donde estoy con mi nieta y no en Carlos Paz sino en Mina Clavero, así que hay un poco de hartazgo y molestia,….cada uno elige su método, yo estoy educado y acostumbrado de otra manera”, concluyó. 

Te puede interesar

Te puede interesar