Argentina ya tiene nuevo Gobierno, asumió el presidente Alberto Fernández

Política 10 de diciembre de 2019
multimedia.normal.8d800977849cab4b.576861747341707020496d61676520323031392d31322d31302061742031322e5f6e6f726d616c2e6a706567

Alberto Fernandez asumió la presidencia de la Nación con un encendido discurso este martes, recordando las crisis económicas históricas y reivindicando su compromiso con la democracia y el respeto a los disensos. 

"Las debilidades de la democracia solo se resuelven con más democracia", aseveró el mandatario que asumió ante el Congreso nacional pasadas las 12 del mediodía.

"Desde la humildad con la que escucho y las esperanzas que expresaron los compatriotas en las urnas, vengo a convocar a la unidad de la Argentina en pos de un nuevo contrato social, que sea fraterno y solidario. Vengo a poner a la Argentina de pie. Ser conscientes de las profundas heridas que padecemos. Convocar a este país unido para desplegar una mirada de humanidad", aseveró Alberto Fernández en un fuerte discurso con anuncios y críticas a la administración anterior.

En ese contexto, dijo que hay que superar "el muro del rencor entre argentinos, el muro del hambre y del despilfarro de nuestras energías productivas. Superar los muros emocionales, significa que podemos vivir en las diferencias y nadie sobra en nuestra Nación. Tenemos que suturar muchas heridas abiertas", subrayó.

"No cuenten conmigo para seguir transitando el camino del desencuentro", expresó además.  

Sus primeras medidas fueron anunciar un sistema masivo de crédito a tasas bajas, oficializar el plan nacional contra el hambre y apuntar la creación del trabajo formal. 

Además dijo que en próximos días convocarán a trabajadores, empresarios, organizaciones sociales y al campo para poner en marcha un proyecto para "encender los motores de la economía". 

El mandatario nacional tuvo fuertes críticas al modelo económico que desarrolló Macri, que afectó la inflación, el desempleo, la pobreza, la caída de la productividad, el cierre de empresas y el retraso de la industria. 

"La economía y el tejido social hoy están en un estado de extrema fragilidad", expresó y dijo que no se le dará tratamiento al Presupuesto 2020 que dejó Macri, porque no refleja la realidad nacional.

"No refleja las realidades sociales ni los compromisos de deuda que se han asumido" y adelantó que impulsará "la puesta en marcha de acuerdos básicos" para que "la Argentina se encienda y pueda volver a caminar".


Señaló que el anterior gobierno dejó "la tasa de desocupación más alta desde 2006", y llevó "el dólar de 9,70 a 63 pesos solo en cuatro años". "La Argentina no para de achicar su economía", lamentó Fernández, e indicó que "la pobreza actual está en los valores más altos desde 2008, se han retrocedo más de 10 años".


Prometió pregonar por un Estado "presente y constructor de una economía social" y anunció que creará un sistema masivo de créditos no bancarios a tasas bajas. Fernández enumeró las "prioridades" económicas y señaló a las familias que están "asfixiadas" por los "altos niveles de endeudamiento", porque han tomado créditos "para comprar alimentos, remedios o pagar facturas de servicios".

También hizo notar la situación "dramática" de las pequeñas y medianas empresas y prometió que en la economía que viene se tendrá en cuenta al "cooperativismo y la agricultura familiar": "la cultura del trabajo se garantiza creando trabajo, no de otro modo".

"La Nación está endeudada, y somos rehén de los mercados financieros internacionales", dijo Fernández, señalando: "La Argentina que queremos construir tiene que crecer y desarrollarse".

El gobierno de Macri dejó al país "en un virtual default", aseveró haciendo un paralelismo a la situación con el que se topó el Gobierno de Néstor Kirchner. 

El plan macroeconómico que perseguimos es una pieza central, indicó, que "para poder pagar al FMI hay que crecer primero". 

Te puede interesar

Te puede interesar